martes, 7 de febrero de 2017

Adiós, Ana

Mi querida y dulce amiga Anita, ayer por la tarde nos dejaste después de unos cuantos años de lucha contra esa enfermedad que no hubo manera de combatir. Hoy no puedo centrarme en nada, solo tengo ganas de llorar y de escribirte para ver si así puedo sacar de dentro la pena que me invade.

Nos conocimos hace más de 12 años, cuando llegaste tú al centro en el que, desde entonces, hemos trabajado juntas. Desde ese preciso momento hubo una química especial entre las dos, un feeling que ya no nos separó en todo este tiempo.
Pronto quisiste que con tu niña y mi sobrina, de edades parecidas, quedáramos algún domingo para que jugaran, y empezamos a hablar y reflexionar mucho y de muchas cosas. A veces tan solo de la vida en general, que no es poco, pero bien sabes cuánto me gustaba...

Recuerdo aquellas primeras navidades que viniste a mí con un regalo en las manos, una agenda, y me dijiste algo que, al recordarlo hoy, hace que me sienta muy orgullosa: "para ti, y que sepas que solo hago regalos a personas que son especiales para mí".
En estas navidades pasadas, las de 2016, te 'devolví' yo una agenda, esta vez virtual, en la que te señalé fechas importantes, como esa maravillosa exposición de pintura que tenías programada para el pasado día 23 de enero en la que te robaron de las manos (-yo fuí una entre tantos, aquí expongo también el cuadro que elegí-),
todos los cuadros que pintaste durante tu enfermedad, donando tú todo el dinero recaudado a una Fundación "para así ayudar a los demás", dijiste. Como verás, al final de este post está el vídeo que te monté y que tanto te gustó, y que no pudiste tú colgar en la red por motivo de los derechos de autor que tiene la melodía del mismo. Lo pongo porque sé que te hubiera gustado, ya que tú compartiste con mucha alegría y entusiasmo las fotografías de ese tarde que, literalmente, fue una fiesta en la que nuestra Amparito y yo (que ya disfrutamos mucho preparándolo todo, -ella tuvo la original idea, la verdad sea dicha-),  todavía disfrutamos más viéndote a ti tan feliz.
Como te iba diciendo, en aquella agenda también te señalé la publicación de ese libro que estabas escribiendo contando tu experiencia (y que espero continúe esa persona tan importante para ti como es tu marido), así como muchas citas médicas en las que solo te daban buenas noticias. Pero esto ya no ha podido ser.

Cuando comenzó tu 'batalla' no te quise soltar de la mano, hasta ayer mismo en que nos dijiste adiós, pero quiero que sepas que para mí has sido una persona ejemplar por tu ingente capacidad de lucha, con creencias religiosas tan fuertes que han sido capaces de aliviarte el alma durante este tiempo tan terrible, con una sonrisa imborrable hasta el final en esa cara tan bonita que tenías y con un corazón tan grande que, una vez más pensando en todos, te ha llevado a querer entregar tu cuerpo a la ciencia para que se investigue.

Si temías algo era, antes que a la muerte, a caer en el olvido, pero eso no va a suceder, porque hoy somos muchos los que te lloramos, muchos que tú conoces y muchos a quienes yo hablé de ti.

Me siento una privilegiada por haber podido gozar de tu amistad y me queda la satisfacción de haberte dicho en vida que te quería.
Puedo afirmar, casi con propiedad, que contigo el cielo ha ganado un ángel y que, como excelente profesional que eres de la Música, estando tú allí suena otra música celestial. 
Hasta siempre, Ani. Este es mi pequeño homenaje para ti.

video


56 comentarios:

  1. Lo siento mucho, Chelo. No es fácil despedirse de una amiga. Descanse en paz.
    Fuerza en este abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sara. Voy a ver si contestando los comentarios alivio un poco este pesar.
      Recibo y te envío un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Cuando una amiga se va duele mucho su recuerdo, y cuesta saber q ya no está.
    Descanse en paz.

    Un fuerte abrazo esperando te reconforte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me pasa, me cuesta hacerme a la idea de que no la voy a ver más.
      Gracias por ese abrazo, Sneyder

      Eliminar
  3. Lo lamento mucho Chelo. Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Clara. Me sienta muy bien tu abrazo.

      Eliminar
  4. Uffffff, qué pena, de verdad. Un abrazo enorme para ti y para su familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me duele tanto una amiga, que no será un padre, Gema. Eso me he planteado al leerte, gracias corazón.

      Eliminar
  5. Lo siento. Una amiga es un gran tesoro. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí sí era un tesoro, de esos que se revalorizaron con el tiempo.
      Gracias, Susana. Otro beso para ti.

      Eliminar
  6. Chelo, me has encogido el alma. Tus palabras son preciosas, pero ver el video, me ha dejado desarmada. Qué pena tener que asumir estas pérdidas. Y cuánto cuesta seguir adelante.
    Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, Rosa; por desgracia también sabes lo que es sufrir una pérdida.
      A mí en el trabajo me cuesta seguir porque hasta parece que se respira un ambiente distinto.
      Gracias por tus palabras.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Es un sentido y hermoso homenaje. El más importante, sin embargo, es el cariño que le profesaste y el tiempo que le regalaste.

    Un enorme abrazo para ti, querida Chelo.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá sea como dices, Fer. El cariño y el tiempo que hemos dado en vida a los que ya no están, luego dan mucha paz interior a los que se quedan.
      Gracias por tu abrazo, otro para ti.

      Eliminar
  8. Lo siento muchísimo, Chelo. El homenaje que le ofreces a tu amiga sin duda lo tiene pegadito a sus alas de ángel. El amor es inmortal, y el tuyo lo compartiste con ella. El mejor regalo que le pudiste ofrecer.

    Hasta pronto Ana, buen viaje hacia las estrellas.
    Un fuerte y consolador abrazo para ti, querida Chelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maravilloso tu comentario, Mila, me has emocionado. Cierto, tanto el amor como el cariño no mueren, aunque no sea posible demostrarlo de la misma forma.
      Me reconforta tu abrazo, amiga.

      Eliminar
  9. Lo siento mucho Chelo, tus palabras son conmovedoras, tu amiga debe haber sido una gran persona y, por lo que dices, aunque no mitigue el dolor que sientes, puedes agradecer el hecho de que le hayas prodigado tu cariño y se lo hayas hecho saber en vida. Te mando todo mi afecto en este momento de dolor.
    Un beso.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Ariel. Lo que dices está en la parte positiva que siempre hay que buscar para contrarrestar un poco y hacer menos pesada la carga de la pérdida.
      Gracias por tu afecto, me reconforta.
      Un beso

      Eliminar
  10. Ya te lo comuniqué cuando nos hablabas de ella: ¡Eres afortunada! Te cruzaste en el camino de una gran persona. Algo de ángeles y demonios hay dentro de cada uno; pero algunos son ángeles que nos cuidan, nos motivan y nos prestan sus alas.
    A mi me llegó a rozar con sus alas y por ello ya me siento afortunado.
    Un abrazo grande de hermano y amigo Chelo.
    Y que ella vuele allá donde no exista el final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi camino y el de Ani se cruzaron y ahí justo surgió la conexión. Mi tendencia a contar lo que me sucede me llevó a hablaros de ella, ya que últimamente era mucha la aflicción que yo tenía al estar 'ahí', como amiga, a su lado.
      Gracias por tu abrazo, Francisco. Otro para ti.

      Eliminar
  11. Siempre faltan las palabras en estos momentos. Te mando un abrazo apretado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es verdad, Ester. Es difícil encontrar qué decir para aliviar la pena en estos casos.
      Tu abrazo me vale.

      Eliminar
  12. Se me ha quedado el corazón encogido después de leerte, querida Chelo. Siento muchísimo tu pérdida, que percibo enorme, y espero que poco a poco el tiempo te ayude a suavizar el dolor. Estoy segura de que a Ana le habrá conmovido hasta lo más profundo esta carta tuya, igual que a nosotros. Es un precioso homenaje para una persona también preciosa.

    Un besito grande, linda, y muchos ánimos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valoro mucho tus palabras, querida Julia, porque sí...

      Gracias por los ánimos y por hacerme ver que a Ana le habrá 'llegado' mi carta, me hace bien el hecho de imaginarlo.

      Un beso muy fuerte

      Eliminar
  13. cuando un amigo se vaqueda un lugar vacio que jamas ocupara otro amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, desde luego, esa pieza del puzzle de mi vida se queda sin sustitución. Llegarán otros amig@s, pero nunca ocuparán ese lugar.
      Gracias por tu comentario, Recomenzar, eres muy bienvenida a mi blog.
      Un beso

      Eliminar
  14. Lamento tu pérdida, Chelo.

    https://youtu.be/Eri_nuI-MRk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Raúl O. Y por el detalle del vídeo. Me quedo con estas partes de la letra: "Ana no duerme, juega con hadas, canta palabras, canta y se torna en luz".

      A propósito de cantar, hoy una niña que tuvo a Ana como profesora de Música ha escrito un poema sobre ella y en una estrofa decía esto:
      "A lo mejor te cantaba si quería,
      se aclaraba la garganta
      y cantaba su dulce melodía
      con la música que sentía".

      A mí me ha encantado, porque sé que es así.

      Un beso

      Eliminar
  15. Preciosas palabras Chelo para tu amiga, hermoso homenaje, hay tanto amor en cada una de las palabras que le dedicas que no tengo ninguna duda que tu amiga se lo llevó todo, que le demostraste en cada minuto lo importante que era y como la ayudaste en esa dura enfermedad.
    Estoy segura que siempre estará presente en ti porque hay tantos y tan buenos momentos compartidos que ya forman parte de ti y eso nunca se olvida.
    Hay personas que lo iluminan todo y es una gran suerte poder rozarlas y quererlas.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conxita, intenté, con pequeños gestos, demostrarle que era imporante para mí. Le hacía saber que yo estaba 'ahí', pero es verdad que llega un momento en que eso yo creo que se queda pequeño, en el sentido de que ves que esa persona se te va y la quieras retener y no puedes (tú lo comentabas de maravilla en tu penúltimo post, que tan oportunamente leí y que tanto bien me hizo).

      Sí, siempre estará presente en mis recuerdos. El único momento malo que se cuela entre ellos fue su enfermedad, Conxita. Lo pasó muy mal.

      Un abrazo y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  16. Siempre es doloroso perder a un ser amado, pero cuando ese ser es joven, lleno de ilusión y con muchas cosas por hacer, la pérdida es aún más sangrante.
    Si a esto le añades una enfermedad larga y destructiva la pena es mayor todavía. No sé cómo te sientes Chelo porque cada uno gestiona el dolor a su manera, pero sí puede imaginármelo porque yo también perdí a alguien muy especial cuando era muy joven y por la misma enfermedad que tu amiga. Recuerdo que a la tristeza y el dolor se añadió un enfado terrible, estaba rabiosa, no entendía cómo la vida puede ser tan perra; aún sigo sin entenderlo y la herida, aunque ya no duele tanto, aún permanece.
    No me gusta dar consejos porque no estoy capacitada para ello pero asumí aquella pérdida recordando los buenos momentos pasados junto a esa persona. Tus recuerdos plasmados sucintamente en esta sentida publicación te ayudarán a soportar la marcha de Anita y a la vez te harán ver que no se ha ido del todo.
    Un beso de corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tristeza provoca lo que cuentas de esa persona joven que perdiste de la que me habías hablado, sepas que comprendo lo de tu rabia y enfado.
      En el caso de Ani, esto yo lo sentí muy al principio de su enfermedad (hará unos cinco años), pero el tiempo fue aplacando esos sentimientos, quizás también por la actitud tan positiva de ella.
      Nuestra amiga común de la que hablo en el post, Amparo (a la que también quiero), el enfado aún lo tiene a flor de piel.
      Ahora solo queda dolor, el dolor que provoca el hueco, y la impotencia de pensar que, por más que luchara, ha sido en balde, Paloma.

      Muchas gracias por tu constante apoyo, amiga.

      Eliminar
  17. Precioso homenaje, Chelo. Lo siento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho tus palabras, Ángeles.
      Un beso

      Eliminar
  18. Lo siento mucho, Chelo. A pesar de toda esa impotencia, la capacidad de lucha de tu amiga tiene toda mi admiración y es todo un ejemplo, apurar hasta el último segundo y nunca perderle la cara a la vida. Sin conocerla, me parece una persona especial y de la que aprender.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Gerardo; Ani es o fue una persona de la que tomar ejemplo. Qué bien has dicho lo de nunca perderle la cara a la vida, yo te puedo asegurar que así lo hizo hasta el domingo pasado.
      Gracias por tus palabras, un abrazo.

      Eliminar
  19. Cuánto lo siento, Chelo. Lo bueno (porque después de todo todos nos vamos a ir) es que perdure ese recuerdo. Mientras lo haga, tu amiga Ana seguirá contigo. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mí, desde luego, perdurará su recuerdo y la huella de su paso por mi vida.
      Gracias, Isabel, un abrazo.

      Eliminar
  20. Aun sin conocerla, siento profundamente su pérdida, que he hace revivir la de otra persona que en sus mismas circunstancias, luchó hasta el final con entereza y una sonrisa en los labios. Que descanse en paz.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente, Josep Mª, todos tenemos casos cercanos; siento haberte hecho revivir el tuyo.
      No tiene palabras que una persona sea capaz de luchar tanto sin perder la sonrisa.
      La de Ani es ya todo un símbolo, pues era lo que todo el mundo coincide en señalar.
      Gracias por tu comentario, un abrazo fuerte.

      Eliminar
  21. Siento la pérdida tan valiosa de tu amiga Chelo. Me he quedado impactada y me he emocionado mucho, pues ya puedes serenarte guapi, porque tu amiga seguro que se siente muy feliz con el hermoso homenaje que le has dedicado.
    Nunca esperas leer sentimientos tan hermosos, sinceros y profundos...en la blogosfera. Y es de agradecer con la delicadeza que lo haces y más ante la pérdida de alguién querido.
    De vulgaridad y de mostrar las cosas de forma tan explícita..anda el mundo lleno..por eso eres una joya, un tesoro Chelo.
    Mi más sentido pésame.
    Un beso y un abrazo bien grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has emocionado, Gemita. Te agradezco mucho esas palabras que salen de un corazón que también sabe de pérdidas.
      Ani merece este pequeño homenaje y más aún, y la puedo imaginar sonriendo desde arriba al verlo con el vídeo incluído que ella no pudo colgar. Aquí en mi blog estará a buen recaudo y entre amigos.
      Te mando un abrazo muy fuerte

      Eliminar
  22. Te entiendo perfectamente, una amiga es un gran tesoro, y yo que hace nueve meses perdí a mi padre, te puedes imaginar como te entiendo.
    Se que es difícil ahora, pero espero que con el tiempo sepas ver todo lo bueno que os dio y que compartisteis y sobre todo no se habrá marchado del todo Chelo porque siempre siempre siempre va a estar en tu corazón mientras que vivas y el gran legado que os deja un gran amistad sincera y compartida, porque tú caso es de ese feeling que surge en muy raras ocasiones, y que maravilla como pintaba, uf, tenia unas manos maravillosas, es precioso que hayaís podido compartir algo así. un beso. TERE LA AMISTAD ES UN GRAN TESORO QUE NACE DEL CORAZÓN, eso es lo que siento al leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué comentario tan bonito, Tere, y qué mensaje tan positivo y enriquecedor. Mil gracias. Sé que tienes muy reciente la perdida de tu padre.
      Y tienes razón, ese feeling del que hablaba y al que tú aludes no es lo corriente, y me siento muy orgullosa de que Ani y yo lo sintiéramos.
      Pintó unos cuadros maravillosos y no sabes las ganas que tengo de tener conmigo el que yo me quedé, que aún a fecha de hoy continúa en la exposición.
      Un abrazo muy fuerte, Tere.

      Eliminar
  23. Lo siento muchísimo, Chelo. No hay nada que decir que no te habrán dicho ya 2 o 3 veces, así que me voy a repetir: te doy todo mi apoyo y te mando un abrazo fortísimo. Y si necesitas algo, ya sabes que estoy a tiro de email. A veces uno se desahoga mejor con un desconocido, ya sabes :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias y gracias, por el cable que me echas con tu disposición a 'escucharme'.
      Cierto lo que dices del desahogo, pero te equivocas, para mí no eres un desconocido, eres ya un amigo. Como tal, descuida Holden, que si hiciera falta no dudaría ni un segundo en escribirte.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  24. Hola Chelo. Las pérdidas dejan una huella muy grande en nosotros. Siento mucho lo de Ana. Piensas seguro en los injusto que es, pero ella (y estoy segura de ello) ha dejado en personas cercanas como tú todo lo bueno que tenía, eso es un regalo. Hace tiempo leí que la vida nos regalaba un cheque de 24 horas y que de nosotros dependía en como lo invertíamos, pues hacerlo con buena gente es la mejor opción. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso, Eme. A veces esos cheques de 24 horas los desperdiciamos y solo cuando sucede algo así nos replanteamos cómo 'gastarlos' bien. Sin duda, la mejor forma es con buena gente, como tú dices.
      En el caso de Ani, ella solo daba y daba, nunca pedía. Fue un ejemplo para todos y me quedo con este regalo.
      Muchas gracias, recibe un fuerte abrazo Eme.

      Eliminar
  25. Querida Chelo, lamento la pérdida de tu amiga y entiendo tu tristeza y desconsuelo, la muerte siempre es dolorosa y si se trata de alguien al que conocemos y tratamos diariamente, nos resulta más difícil aceptarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Julia, resulta difícil. A veces creo que ha sido todo una terrible pesadilla.
      Gracias por ser tan comprensiva, un abrazo.

      Eliminar
  26. Lo siento, esa sonrisa tan bonita solo puede ser de alguien maravilloso, y esas personas no se olvidan, sino que crecen en los recuerdos.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te equivocas, Sol, era maravillosa como esposa, como madre, como compañera, como amiga, como persona...
      Así seguirá siéndolo en mis recuerdos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  27. Lo siento muchísimo, Chelo. Te mando mucho ánimo para que te ayude un poquito a superar esta pérdida que para ti es tan grande. Siempre la llevarás en el corazón y ella te acompañará desde donde quiera que esté.
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por todo ese ánimo, Erika, y por tus palabras. Como yo digo, hay gente que se va físicamente de nuestro lado pero se queda para siempre en nuestro corazón.
      Un abrazo muy fuerte

      Eliminar
  28. Siento la muerte de tu amiga Anita Chelo, se cuanto duele perder a una persona entrañable para ti. Muchos abrazos llenos de energía y consuelo que te ayuden a superar el dolor por el que estás pasando.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Conchi. Esta tarde hace una semana y se me hace todavía difícil creer que ya no está entre todos nosotros.
      Gracias por esos abrazos que tan bien me sientan, alivian un poquito la pena, de verdad que sí.
      Otro para ti.

      Eliminar

♥Tu opinión es muy importante para mí♥