miércoles, 18 de mayo de 2016

Lío de nombre

Mi bisabuela (a la que conocí hasta los 15 años) se llamaba Consuelo. Mi abuela, que va para los 94 años, se llama Consuelito. A mi madre se la conoce por Consuelín
Y yo me llamo...o mejor dicho, me llaman: Chelo (que si se escribe en valenciano es con "X", Xelo), Chelito, Cheli, Xelín, Che, Consuelo, Consue, Consu, Cons, Selo, Charo (¿será por la "Ch" inicial?), Conchi (¿será por la "ch" intercalada?), y el otro día una señora inventó un nuevo nombre, ¡me llamó Chela

Para rematar, las personas que no recuerdan mi nombre me suelen llamar Amparo (¿será, esta vez, por el sentido de ambos nombres?).

Es por ello que me han hecho llegar el siguiente texto, que reproduzco tal cual y, que por lo visto, fue publicado en el blog de un chico llamado Josep. el 19 de enero de 2011, y extraído de una nota llamada “La importancia de llamarse…" de una chica con mi mismo nombre.


Tienes un e-m@il de Chelo


Querid@ Laurie

Acudo a ti atribulada y confusa en busca de tus sabios  consejos, y es que siempre ando a vueltas con mi nombre.
Ya desde que era niña, me viene ocurriendo lo mismo, Laurie, y es que hay personas que tienen dificultad en recordar que mi nombre es Chelo (de Consuelo) y no Charo (de Rosario). Es por esto que cuando era una cría pequeña, ya no me quería llamar Chelo, porque la gente se confundía y porque además, ninguna niña se llamaba así, no había nadie que se llamara Chelo, ni siquiera Consuelo, bueno… Consuelo sí, Consuelo se llamaba la tata, pero para mí, entonces, la tata se llamaba Tata. Por éso, Laurie, yo me quería llamar Maripili, como las demás niñas.
Te sigo contando, Laurie, para ponerte bien al corriente. El otro día vino una mamá con su niño pequeño de 6 años, que, ves Laurie, siempre me llama Charo… no, Laurie, la mamá no, el niño, que veo que te estás liando. Pues después de corregirle la mamá varias veces, al marcharse diciéndome adiós con su manita, me dice adiós CHALO, y claro, Laurie ¿qué puedo hacer ante esto?.
Si a eso le unes que, ahora la R.A.E. se ha empeñado en eliminarme la inicial “ch” pues entonces, ¿que seré, CELO?, Laurie. No sé que piensas tú, pero a mí me resulta un poco soso y un tanto pegajoso. El otro día me decían que podía sustituir la “h” por una “i”, sería CIELO, pero yo Laurie, no lo veo, me resulta pretencioso para mí de naturaleza sencilla.
Pues ya ves, Laurie, éste es mi problema y mi duda es… ¿crees que debería cambiarme el nombre?. Si lo crees así, pienso que ya Maripili, a mi edad, no me va. Yo había pensado en Lorelayescalatta, sencillo a la par que elegante, por empezar a ser un poco glamurosa, pero no sé qué piensas tú.

Quedo a la espera de que me envíes un poco de luz que me ilumine.
Un beso,
Chelo




59 comentarios:

  1. Jajajajaja, me has hecho reír a carcajadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra saberlo, Tracy! Que no nos falte un poquito de sentido del humor, ¡un beso!

      Eliminar
  2. Jajajajaja, Lorelayscalatta mola!!!!!
    La verdad es que la gente se lía con los nombres que es alucinante.
    Una señora que me conoce desde hace casi 20 años me llama Chema, yo ya he desistido y lo acepto. Y muchas me llaman Ema, sin la G, cosa que no entiendo porque no es Emma, es Ema, como la empresa municipal de aguas de mi ciudad.
    Me ha encantado el post, me he reído mucho. Por cierto, ¿Qué se siente llamándote como tu madre, abuela y bisabuela?
    En mi casa nadie tiene nombres repetidos y me intriga, ¿te gusta?¿Se lo pondrías a un hijo?
    Venga, no te molesto más con bobadas.Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De bobadas nada, ¡me encantan las preguntas!

      Te digo: cuando era más pequeña no me gustaba llamarme como todas ellas, me sentía como si fuera un pequeño 'clon' de ellas, ¡fíjate qué absurdo!, y recuerdo que me gustaba más el nombre de mi hermana, Isabel.
      A medida que fui creciendo me sentía orgullosa y hoy en día ya para mí es un honor llevar el nombre de dos personas como mi madre y mi abuela.
      A una hija siempre pensé en ya no repetir nombre, la verdad.

      Muchas gracias por tu comentario, Chema, digo Gema ;-)

      Un beso

      Eliminar
  3. Pues oye, Chela tampoco está mal... creo que así es como se refieren los mexicanos a las cervezas en los bares, así que mira si es un nombre bonito :D

    Bromas aparte mola un montón la entrada. Te pega llamarte también cielo, un poquito. Eso creo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh, si es que yo sé que tienes tu corazoncito ;-)

      Puesta a elegir me quedo antes con Maricielo que Chela, jajaja
      Gracias por tu info sobre las cervezas mexicanas, pero sobre todo...por tu final.

      Un besoooo

      Eliminar
  4. Hola!!! jajajaja! Pues no está mal Chela!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿Que no está mal el nombre de Chela?? me sonó fatal en boca de esa señora; de hecho, aún se están riendo mis compis cuando lo recordamos.

      Gracias por tu risa, Bea, ¡un beso!

      Eliminar
  5. Qué simpático el texto (el tuyo y el del e-mail). Y es que cuando se va heredando el nombre entre los miembros de la familia, como hay confusiones para intentar distinguirlos, la cosa se embrolla cada vez más. Lo cierto es que no sabía que un nombre diera para tanto; está muy bien, me ha gustado. Un beso, Chelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, Ángeles, tienes toda la razón.
      Lo cierto es que no lo digo en el post pero a mí me intentaron distinguir añadiéndome el nombre de María, lo que ha dado más juego (todavía) para los que me conocen, con toda clase de variantes.

      Sin ir más lejos, el otro día fuí a una comunión de la hija de un primo y en las listas con los nombres de las mesas aparecía una tal Consuelo Mary, escrito así, y pensé que debía ser yo, claro ;-)

      Muchas gracias por tu comentario y tus amables palabras, ¡un beso!

      Eliminar
  6. Jajaja reconozco que yo tardé bastante en darme cuenta de que eras una chica tan joven, pensaba que no bajabas de los 50. Cierto es que no perteneces a una generación de Chelos, nombre infinitamente peor que los de las chonis.

    Besos, flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tan joven? ¡¡gracias!! ;-)
      Hmmmm, creo que no acabo de entender tu comentario, Eva, ¿me estás diciendo de verdad que el nombre de Chelo es infinitamente peor que los de las chonis? ¡si lo único común es la Ch!

      Explícamelo guapi, ¡un beso!

      Eliminar
  7. Me ha encantado, es divertido, en mi casa no había ningún nombre repetido hasta hace poco. Lo importante es que te llamen con cariño no importa si en Chelo o Consuelo, o Chela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que siempre das en el clavo, Ester, pues con cariño me puedes llamar hasta 'Choni' ;-)

      Veo que a algunos os llama la atención lo de que los nombres sean repetidos, que por lo que dices tampoco es tu caso.

      Me alegro de que te divirtieras. Obviamente lo publiqué en clave de humor. A mí no me molesta en absoluto ninguno de los nombres dichos.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  8. el problema del nombre es que es algo tan pero tan personal, que se le encima que no ha sido escogido por nosotros mismos, sino lo han puesto nuestros antecesores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nombre es el sello más personal que tenemos. De hecho es lo primero que dices de ti a quién no te conoce o cuando te presentan a alguien.
      Y es interesante lo que apuntas de que lo deciden por nosotros nuestros padres y ahí queda, salvo excepciones.
      Gracias por tu comentario, Hugo, un placer que hayas venido a comentar.

      Eliminar
  9. Hola!!
    "Lorelayescalatta, sencillo a la par que elegante" jajaja
    Me encantó el texto! Siempre me gustaron los apodos, es una lástima que no me haya rodeado de personas que se inspiren e inventen algo más que Gaby.. jeje

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La frase esa es buenísima.
      Gaby es de Gabriela, ¿no? es un nombre que me gusta, junto con el de Graciela, que es parecido fonéticamente.
      Tú no desistas Gaby, que en cualquier momento te sacan otro nombre, mira yo el de Chela ;P

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  10. Qué quilombo, Chelo. Mirá, te la cago un poco más. Para mí Chelo es de Marcelo, así que de entrada pensé que eras un hombre, pero al ver que eras mujer me pregunté: entonces es Marcela, pero, ¿por qué Chelo y no Chela?
    Así que yo agradezco esta entrada, ja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te embrollo yo aún más, Raúl. Mi nombre, Consuelo, es un nombre propio femenino de origen latino, pero no sé en qué país hay hombres llamados Consuelo, ¿cómo lo ves?

      Tu duda era muy lógica y me alegro de haberte sacado de ella.

      Besos
      Pd: Puse en Google la palabra "quilombo". Entre otras cosas...es sinónimo de "bullicio" ;-)

      Eliminar
  11. Te comprendo. El nombre es algo propio, muy íntimo, cuando te lo cambian es como si te cambiasen la personalidad. A mí me pasa algo parecido: me encanta Sol pero odio Marisol (no para otros, solo para mí) y es como si me diesen una patada en el estómago cuando me llaman así (algo que sucede con demasiada frecuencia).
    Muchos besos: Sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti te pasa como a mí, que tu nombre admite muchas variaciones. Y realmente, no es lo mismo Sol que Soledad, por ejemplo.
      Y es cierto que te sientes como si fueras otra persona.
      Yo con los derivativos y diminutivos de mi nombre no lo noto, pero con otros que he dicho (Conchi, Charo...), sí, porque nada tienen que ver conmigo y no me identifico, lógicamente.
      Gracias por tu comentario, SOLete ;-)
      Muchos besos

      Eliminar
  12. Chelo es un nombre muy armónico y musical, no en vano también es el nombre de un instrumento de cuerda. Con lo cual, ha de ser tocado, pulsando sus cuerdas sensibles, con emoción,sentimiento y gran sentido del ritmo.
    creo que es un nombre apropiado para una chica como vos.
    Besos cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, nunca asocié mi nombre al del instrumento musical. De ahí que desafine muchas veces ;-)
      Me encanta lo caballeroso que (como siempre) eres, y que hagas un comentario tan poético y halagüeño.
      Mil gracias de corazón, Francisco.
      ¡Muchos besos!

      Eliminar
  13. Mi madre tenía una amiga que se llamaba Charo y yo me empeñé en llamarla Chelo, lo peor es que en la casa de mis padres había una vecina cuyo nombre era Consuelo y a esa yo la llamaba Charo.
    Es un chelo, digo un consuelo, saber que no soy la única que se hace un lío con esos nombres (en el plano masculino me pasa lo mismo con Raúl y Rubén).
    Supongo que alguna vez coincidiríais tu bisabuela, tu abuela, tu madre y tú. Menudo lío, no?
    Que digo yo que la señora que te llamó Chela sería por lo de la paridad de los géneros, recuerda aquello de miembros y miembras, jajaja.
    Para mí eres Chelo, y no me paro a pensar si viene de Consuelo, de Amparo o incluso de Marcelo (como he leído más arriba), eres nada más y nada menos que CHELO.
    Genial post, amiga, me he reído mucho.
    Gracias y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ocurrente eres, amiga ;-)
      Sí coincidimos las cuatro: bisabuela, abuela, madre y yo, ¡muchísimas veces!
      Recuerdo especialmetne las Navidades que se celebraban en casa de mi abuela; mi bisabuela siempre se sentaba en una mesa-camilla y yo junto a ella (siempre me decía que 'de mayor' debía ser 'mestreta'=maestra en valenciano y en diminutivio).

      Además de recordar nuestra conversación sobre la paridad de los géneros, me encanta que seas "al pan, pan y al vino, vino", y que para ti no haya dudas respecto a mi nombre.

      Muchísimas gracias a ti, floreta.

      ¡Un beso enorme!

      Eliminar
  14. Los nombres !!!
    Desde la partida de nacimiento hasta el que te llaman hay un buen trecho de escalerones nominales, sobre todo si son heredados. Besetes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí ahí, Angelines. Heredados y requeteheredados.
      Según mi partida de nacimiento, mi nombre es Consuelo María (como dije más arriba)pero en el día a día parece ser lo de menos y se va a lo breve y fácil ;-)

      ¡Besos y gracias por tu comentario!

      Eliminar
  15. Cuánto me he reído con tu post, Chelo, aunque ya imagino que a tí te hará algo menos de gracia. Yo no encuentro que sea un nombre difícil, así que no sé por qué te lo cambian con tanta frecuencia... Para mí fuiste Chelo desde el primer día y nunca he tenido problemas (será quizás porque el nombre me suena más que familiar).

    Eso de que haya muchas Consuelos en la familia os ha hecho aguzar el ingenio y cada una os habéis quedado con vuestra forma particular, para que no haya confusiones. Es un buen arreglo ;)

    Un millón de gracias por las risas, me lo he pasado bomba.

    ¡Besitos de tarde! :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si al final me tengo que reir preciso, con tanta confusión. Pero me alegra mucho que para ti tampoco haya dudas, Julia.

      En la familia, claro, era un lío distinguirnos. Te contaré como dato anecdótico que cuando llamaban al teléfono fijo de casa, había veces que había que interrogar al que llamaba para ver con quién quería hablar.

      Me alegran muchísimo tus risas, ¡un beso enorme...de Chelo! ;-)

      Feliz viernes también.

      Eliminar
  16. Yo me llamo Stephanie y por alguna razòn la gente que recien me acaba de conocer, se confunde y me dicen Yennifer jajaja

    Què chèvere que el nombre Consuelo se lo pasen de generaciòn en generaciòn y que a cada una se le individualice con un bonito diminutivo. A mì nunca se me ha olvidado lo de Chelo pero tampoco lo relacionè con el nombre Consuelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Stephanie! ¡Qué bonito nombre tienes, Arethusa! Ya sé, esto suena a chiste malo ;-)
      Que te confundan con Yennifer no lo veo muy claro.Como tú bien dices, "por alguna razón..." será.

      Ves, para ti ha sido una sorpresa saber el origen de Chelo y me alegro de desvelártelo.

      Muchas gracias por decir lo de los bonitos diminutivos, ¡tu comentario sí que ha sido bonito!

      Un beso y feliz finde

      Eliminar
  17. Muy bueno Chelo, hasta que no te he leído no he recordado que tenía un compañero al que llamábamos así y se llamaba Marcel.

    Esto de las abreviaturas y los nombres que se dan tienen mucha miga, pero al que le toca la confusión o el olvido no le hace tanta gracia. Igual que los nombres heredados propios casi de sagas, al final acabas viendo que es una especie de "homenaje" que hacen los padres hacía personas a las que quieren y respetan.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has aportado un nombre nuevo, Marcel, que es Marcelo en catalán, ¿no? ;-)

      Pero me quedo con tu última frase que encierra una gran verdad. Es como un "homenaje" y también una intención clara de perpetuar el nombre y que no se pierda en la familia.

      ¡Un beso,Conxita!

      Eliminar
  18. Chelo (o debo decir consuelo? jeje) No estás sola en tu cruzada. Así, a la rápida, se me viene a la mente Natalia y Joselyne como nombres que sufren varias modificaciones. Está Natalie, Nataly, Nathalia, Nathalie, Nathaly, y Joselin, Jocelyn, Jocelin, Jhoselyne, Jhocelin... aahh! Nunca he entendido esas "H" intermedias, además: molestan más que aportan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y otra cosa, qué enredo!: chelo en chile (parece trabalenguas) es de marcelo, por tanto asumí que te llamabas marcela, aunque debiese ser chela, en tal caso. Y para peor, a la cerveza le decimos chela jaja

      Eliminar
    2. Mira Julio David, tengo tal cacao entre Chelo, Chile y la cerveza "chela", que no te puedo explicar lo de las "H" intercaladas (o intermedias como dices), pero estoy de acuerdo contigo en que molestan un poco ;-)

      ¡Ah! y puedes llamarme como quieras, ¡faltaría más!

      Un beso, y muchas gracias por ampliar tu comentario, me ha encantado.


      Eliminar
  19. ¡¡Ay, Chelo, creo que yo una vez te llamé Charo!! Razón tienes. Es un nombre confuso y poco glamuroso, pero qué te voy a decir. Mi madre es Maria Rosa y toda la vida la llamaron Rosa, excepto en su familia que la llaman Pitusa por ser la más pequeña (ya van quedando pocos que la llamen Pitusa, aunque ahora se lo empiezan a llamar sus nietos). A mí me pusieron Rosa María ¡¡y siempre he sido Rosa Mari!! Menos mal que ya entre los amigos actuales he conseguido introducir Rosa (que no es que me entusiasme; preferiría Lorelayscalatta, donde vas a parar). Con todo ello ¿que pensarías si te dijera que prefería llamarme Chelo? A mí me gusta, aunque no esté de moda. Conocí una vez a tres hermanas que se llamaban Pepa, Paca y Lola. Menos de moda, imposible, pero me encanta.
    Como me ha encantado tu entrada. El mail a Laurie es genial.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii, lo recuerdo, Rosa Mari ;-)

      A ver, yo mucho post pero te confieso que también tengo tendencia a cambiar los nombres, pero lo hago "aposta", que dicen algunos.
      A otra amiga que se llama como tú la llamo "Rous". Y a mi sobrina pequeña la llamo parecido a tu madre, pero lo dejo en "Piti" (de "pitiminí", porque es como una rosita de éstas).

      ¿Qué preferirías llamarte Chelo? cómo me sorprendes, amiga.

      Me alegro de que te haya gustado y te mando un beso enorme.

      Eliminar
  20. Me ha resultado una entrada de lo más divertida, Chelo, porque la carta de tu tocaya es jocosa como ella sola, un encanto para disfrutar de su lectura. Dejando a Chela, Chalo o Maripili, a un lado, Cielo suena de maravilla y Lorelayescalatta glamuroso al cien por cien, pero si quieres que te diga mi nombre preferido es Chelo, porque suena armónico como un instrumento, que lo es y también encierra toda la esencia familiar que te ha precedido y lo ha hecho muy bien, porque a simpatía y afecto poc@s te ganan.

    Muchos besos y un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ohhh! Te daría un abrazo muy grande si ahora mismo te tuviera enfrente, ¡muchas gracias, Estrella! Anda que no tienes un nombre bonito tú...
      Coincides con Francisco en lo del instrumento ;-)
      Yo creo que al final lo que importa es, como decía Ester (creo) que te lo digan con cariño, sea o no tu nombre, pues me doy cuenta de que respondo más a esas variantes que cité que a mi verdadero nombre (Consuelo María) que tan sólo uso en documentos oficiales. Y a veces esto trae cola, porque recuerdo que en una oposición me llevaron al Aula de incidencias porque en el DNI pone mi nombre completo y yo rellené la instancia sin poner el María ('mea culpa' totalmente por falta de costumbre).

      El abrazo, y además un beso ;-)

      Eliminar
  21. Realmente hay para volverse un poco loco, y es que habido tradiciones un tanto peculiares que lo que han echo es complicar un poco la existencia pero que a dios gracias cada vez más ahora ya no se producen.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que sí, Ilesin, si hasta me estoy volviendo yo un poquito loca con este post.
      Tienes razón, ya no está tan arraigada la tradición de perpetuar el nombre, si bien no desaparece la costumbre de 'cambiarlos' ;-)
      Un beso, y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  22. Chelo!!! :) qué bueno!! Bueno a mi tan solo me preguntan, si prefiero Gemma( mi nombre de bautizo) o Gema..y ha llegado un punto que me da igual!!
    Pero una duda, Chelo..no es de Araceli? Mi peluquera se llama así, y la llamamos Cheli! Debe ser una variante distinta! Jjjj!!! Besotes y feliz finde!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooo, Chelo no es Araceli, aunque algun@s me llamen Cheli, ¡vaya lío que me traes Gemita! ;-)

      Gracias por hacerme reir con lo que me faltaba por oír, ¡un beso enorme, floreta!

      Eliminar
  23. ¡Cielos chica! tienes más lios con tu nombre que la pobre gallina averiguando quien fue primero, si ella o el huevo.
    Muy divertido, me has hecho arrancar unas risas y eso es muy bueno.
    Adios CHELO, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muchísimo haberte divertido un poco, Julia. Desde luego que es bueno reir, de las pocas cosas gratis que sientan de lujo.
      Un beso y que tengas un buen fin de semana.

      Eliminar
  24. Muy bueno, jaja, esa carta no tiene desperdicio. En mi familia ocurría algo similar. Puse fin a la tradición con mis hijos (aunque lo tuve que pensar), porque mi nombre se presta menos a diminutivos y el lío iba a ser tremendo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es delicado lo del nombre. Algunas veces se hieren susceptibilidades al no querer continuar la tradición, pero...
      En tu caso, lo entiendo. Conozco a algunos Gerardo en la misma familia, y sí, es un verdadero lío.
      Gracias por tu comentario y tus risas, ¡un beso!

      Eliminar
  25. Amiga Chelo, quédate con ese..es el que te define como persona encantadora.
    Y si, eso de llamarse como tus bisabuelos, abuelos, padres, tios es un lio..
    Yo puse a mis hijos nombres que no estaban en la familia
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muy bien que hiciste, también hay que tener en cuenta lo de que en la variedad está el gusto.

      Te doy millones de gracias por esas palabras tuyas, no sabes cuánto las valoro.

      ¡Un beso fuerte, y feliz finde Suni!

      Pd: Leí que ibas a ausentarte unos días, pero que nos dejaste con un maravilloso post. Paso pronto a leerlo.

      Eliminar
  26. Acá Chelas son las Gracielas, yo creo que si tú te pones Chelo, es el que más te gusta. Qué lío llamándose todas igual. Es un post de lo más divertido, eres muy alegre, tierna y ocurrente. además, muy rica, que conociste hasta a tu bisabuela. Yo no conocí a mis abuelas, ya habían muerto cuando nací. Cuánto me hubiera gustado.
    Un abrazo grande. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me faltaba por oir, Sara ;-)
      Pero me gusta el nombre de Graciela, mira lo que te digo (Chela no tanto).
      Lástima que no llegaras a conocer a ninguna de tus abuelas, son cosas de la vida.
      Por lo demás, miles de gracias por esas palabras tuyas tan tan amables, ¡un abrazo enorme para ti!

      Eliminar
  27. Cuanto juego da tu nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que si da juego mi nombre? me viene a la mente que no sólo por las variantes que tiene sino porque mis amig@s lo utilizan para reservar mesa cuando vamos de comida o cena, vaya yo o no (aún no me explico el motivo...).

      Gracias por tu comentario, feliz tarde.

      Eliminar
  28. ¡Qué lío con tu nombre! Divertidísima esta entrada, Chelo. De piedra me has dejado con lo de quitar la h y que pase a Celo ¿a quién se le habrá ocurrido semejante tontería?

    En mi familia no hay nombres repetidos. Siempre nos puso nerviosos a todos aquello de llamar a casa de alguien y que te respondan "¿padre o hijo?". Manías jajaj

    Pues quédate con el nombre que más te guste y te identifiques. El de Lorelayscalatta tiene su puntito glamuroso y chic ;)

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor que hicistéis, no repetir nombres. Cuando vivía con mis padres y llamaban al teléfono siempre teníamos la misma canción.
      Me quedo con el de 'Chelo', aunque sea menos glamuroso que el de Lorelayscarlatta ;-)

      ¡Un beso, Erika!

      Eliminar
  29. Yo te conocí como Consuelo Mari, luego como Consuelo y ahora para mí eres Consu. No te identificó como Chelo,seguramente porque te conozco de siempre y nunca te he llamado así.
    T acuerdas cuando hace unos años tres amigas dijimos que por un tiempo nos cambiaríamos el nombre??Xesca, Lola..
    Como sabes en mi casa si que se ha seguido con los nombres familiares.No sé si sabes que se barajó la opción de llamarme, Irene, Raquel..pero al final mi padre solo quería que me pusieran como mi madre y me añadieron el María. Menos mal que ese nombre sólo fue para el registro y cosas oficiales, porque desde mi nacimiento me han llamado por otro nombre con el que me siento completamente identificada y por el que se me conoce.
    Hablando de tener el nombre de nuestras abuelas, madres...a mí me gustaría que por ejemplo una nieta mía se llamará como yo...
    Besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué sorpresa! Muchas gracias por venir y escribir.

      Hoy día sólo quedan 4 personas que me añaden el "Mari" detrás: mi abuela, mi padre, mi cuñado a veces y mi primo Jordi cuando está de guasa o me quiere 'chinchar'.

      Claro que me acuerdo de Xesca, Lola...Menudas risas.
      ¿Te acuerdas tú que en el cole me llamaban Consuelín (como mi madre ahora)? No era justo. Las monjas a Rosarín le decían que los nombres acabados en "ín" eran nombres de gato, pero a mí bien que me lo ponían.

      No sabía lo de tus posibles otros nombres, no te 'pegan' mucho; te va el que tienes, y ese no admite variantes ni diminutivos, es con el que se te conoce en el mundo mundial (y nunca mejor dicho porque ya llevas medio recorrido).

      Y lo de la nieta, pues nunca se sabe ;-)

      ¡Muchos besos y nos vemos muy prontito!

      Eliminar

♥Tu opinión es muy importante para mí♥