lunes, 21 de mayo de 2018

¿Ilusa o esperanzada?


Me llaman ilusa porque me dejo engañar con facilidad y tiendo a hacerme ilusiones sin fundamento, pero creo que simplemente soy alguien que se pasa la vida esperando.

Por ejemplo, me alimenta la esperanza de escuchar alguna palabra de agradecimiento o, aunque sea, algún pequeño indicio del mismo cuando tengo algún detalle con alguien; anhelo un perdón por el tono agresivo con el que se me habló, o que me musiten un "ya pasó" después de aquella fase convulsa que hubo en mi relación y por la que me disculpé.

Soy alguien que aguarda pacientemente que le envíen ese texto que le dijeron, que le comenten aquel que envió y que le mencionen en algún asunto en el que algo tuvo que ver.
Me esfuerzo por llegar siempre a tiempo pero también me gusta que los demás lo hagan.

También soy de las que confía en que ese vecino que no me habla cambie de parecer en algún momento así como que, al cabo de unos días de fallecer un amigo, me pregunten cómo estoy.
Me ilusiona abrir algún regalo por Reyes, recibir una rosa por San Valentín o una felicitación por mi cumpleaños.

Algunas veces me encandilan simples nimiedades como: que me devuelvan una llamada, que suene una voz amable al otro lado del teléfono, que me digan lo buena que estaba la tarta que hice con cariño o que me noten un cambio en el peinado.

Me fascina que se anticipen a mis deseos, que llegue rápida una reconciliación tras un enfado o que se reanude aquella conversación tan interesante que se quedó a medias.

Sin embargo, en otras ocasiones, se trata de cosas de más enjundia: sueño con que nunca se marchen los míos (o aquellos a los que quiero), y fantaseo con que se cumpla la promesa que me hicieron un día al regalarme medio corazón de madera y que, desde hace años, guardo en mi joyero.

Pensándolo bien, igual deberían desdoblar en el diccionario la acepción que hay de la palabra "ilusa" y figurar mi nombre en una de ellas.

101 comentarios:

  1. Creo que llegas tarde, Chelo, porque en el diccionario, en la acepción de ilusa, aparece una foto mía a tamaño póster :(
    Una bonita entrada que te hace reflexionar. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿A tamaño póster? Caramba, Marina, pues la mía es idem ;-)

      Gracias por tus palabras y perdona el retraso en contestar.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Yo diría más bien sensible, considerada, entrañable... de esas personas que te gusta que estén cerca porque hacen de la vida un lugar mejor. Ilusa con frecuencia la escucho con algunas connotaciones un tanto negativas como alguien que vive alejada de la realidad pensando que todo el mundo es bueno, al que se le puede colar lo que se quiera porque no se entera que el mundo es mucho más egoísta, pero que quieres que te diga yo prefiero a los ilusos antes que a los egoístas espabilados, que se aprovechan de los demás y creen que todo está a su servicio. Me gustan esos ilusos que se preocupan porque los que están a su lado se sientan bien y creo que hacen del mundo un lugar mucho mejor.
    Petonets bonica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay qué bonito comentario, Conxita. Qué generosa eres...
      Cierto es lo que dices de la connotación negativa de la palabra "ilusa", por eso la contrapuse a "esperanzada". Tengo los pies en la tierra pero no puedo evitar ilusionarme y, a la vez, esperar.
      Creo que ello no depende de nuestra voluntad, es algo que va más allá, ¿no?

      ¡Un milló de gràcies per les teues paraules, perla!

      Besetsss

      Eliminar
  3. Bonita reflexión, Chelo, aunque un poco melancólica.
    La gente que nos falla en esos detalles o es muy despistada y se olvida a veces (mea culpa, tal vez por eso siempre tengo esa causa en mi recámara a la hora de decidir si me enfado) o no merece nuestra atención ni nuestro disgusto. Yo soy muy expeditiva: si no me ajuntas, no te ajunto y a otra cosa. Aunque a veces me he llevado disgustos gordos, todo hay que decirlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, Rosa, yo me llevo cada disgusto también. Como le decía a Conxita, no es algo "controlable": si te duele, te duele y punto.
      Vale, la gente puede despistarse, pero yo hablo de cuando muchas de esas cosas son reincidentes y tienes que escuchar "es que yo (o él o ella) es así".

      Gracias por tu comentario.

      Te envío un sentido y reconfortante abrazo, amiga.

      Eliminar
  4. Me temo que yo no soy muy detallista. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero seguro que serás otras cosas buenas o bonitas, Susana.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Me parece que no eres la única ilusa y además me parece que hay mucha gente que no importancia a esos pequeños detalles. Yo sí se los doy .
    Que pases buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de tocaya, coincides conmigo en dar importancia a esas pequeñas cosas, ¡claro que sí!
      Agradezco tu opinión y tu confidencia.

      Un beso

      Eliminar
  6. Chelo has hecho una buena reflexión que nos sirve a todos. Ilusa no eres mucho y como yo, somos un poco. Es mejor ilusionarse con pequeños detalles, que esperar que se nos cumplan todos los deseos. Así que es mejor así. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que la vida son esas pequeñas cosas que te van pasando día a día: que te den un buenos días con una imagen bonita, el bombón de chocolate que reservas para ese "alguien" en el almuerzo, romper una lanza en favor de esa compañera que lo merece...
      No pretendo que se cumplan mis deseos, esto no.

      Besos, Mamen.

      Eliminar
  7. Bonito texto Chelo. Aunque yo creo que donde debe abrirse la acepción en el diccionario es en la palabra "esperanzada". Vivir con esperanzas es uno de los mejores regalos. Mucha suerte en el concurso!! Y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué interesante tu sugerencia, Pilar. Pues vale, que figure mi nombre en la palabra "esperanzada" ;-)

      Gracias por desearme suerte. Yo a ti también, compañera.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Un relato repleto de dulzura y sensibilidad. Muy bonito, Chelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me llena mucho que lo veas así y te lo agradezco, Marta.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Qué bella entrada Chelo! Un paseo por lares de la ilusión que nos habla de lazos invisibles que se tienden y que se espera poder tejer.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta la poesía que has empleado en tu comentario: lazos invisibles, eso es. Una los lanza a la espera de que se recojan y se creen con ellos lazos; a veces sucede, a veces no.

      ¡Gracias, Diana!

      Un beso

      Eliminar
  10. No creo que seas una ilusa, Chelo; tampoco que te pases la vida esperando sin más. Creo que eres alguien de buen corazón, detallosa y considerada con el prójimo que se extraña de no recibir lo mismo que siempre da. El problema no lo tienes tú, a mi modo de ver, sino aquellos que te dejan perpleja ante su falta de empatía, consideración, compromiso o simplemente educación.

    Me temo que vivimos en un mundo que cada vez acusa más la falta de esos valores en la gente, y es triste :(

    Un besito Chelo, y gracias por un texto tan tierno que nos hace recapacitar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de corazón por tan bellas palabras, Julia. A ti precisamente te sobra empatía y es por ello que sabes de sobra lo que se siente ante esos "vacíos", "faltas" o "ausencias".

      Pero es que algunas de esas cosas citadas en el post son tan tan básicas que me cuesta entender que no sean, llamémosle, "ley universal". Como dices, es triste.
      Me dí cuenta al escribir el post que una sufre cuando ofrece "resistencia" ante algunas de esas conductas desconsideradas. Si no, bienvenido sea lo que tenga que llegar.

      Gracias a ti, querida amiga, por no encajar en el patrón de aquellos que lo ven de otra forma.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  11. Que bello ser ilusa con tus sentimientos, que carta, monologo, soliloquio o como quieras llamarlo, tan especial. Te has hecho querer y a los que no cumplen flores. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta leer lo de "te has hecho querer". Ya tengo suficiente para hoy.

      Un abrazo fortísimo, Ester.

      Eliminar
  12. ¡Un viva para las ilusas!
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Viva, Ana! Bienvenida al club. Me da a mí que eres una de las abanderadas.

      Un abrazo

      Eliminar
  13. Yo debo ser tan ara como tú, porque me molesta lo mismo que a ti y me hago las mismas preguntas que te haces tú.
    No me lo explico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo precisamente no creo que se trate de ser rara, por lo que no te considero a ti así.
      Nos preguntamos estas cosas porque (-tendremos nuestros defectos-) pero pensamos en los demás.

      Un abrazo, Tracy.

      Eliminar
  14. Me solidarizo contigo, eres un cielo.
    La esperanza es la vida misma luchando para seguir adelante.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú un sol, Mari Carmen.

      Tu frase es para enmarcar: "la esperanza es la vida misma luchando para seguir adelante". Totalmente cierto.

      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  15. Es triste que a uno le llamen iluso, o que él mismo se considere así, por esperar lo esperable y razonable, lo que debería recibirse sin pedirlo. Claro que para recibir antes hay que dar. En todas las relaciones humanas hay un dar y un recibir, y debe existir una justa correspondencia entre ambas cosas. A toda acción le corresponde una reacción. Lo malo es cuando uno da (aunque sea sin esperar nada a cambio) y nunca recibe nada por parte de los demás.
    Como dice la canción: "no me llames iluso porque tenga una ilusión".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón en que para recibir antes hay que dar, pero te puedo asegurar Jose Mª que no espero nada que no haya dado yo antes, nunca nunca.
      Hay quien sienta precedente y se acostumbra solo a recibir y resulta que cuando tú dices "basta" eres el malo de la película.
      Como dice una frase que repito mucho "si te lo tengo que pedir ya no lo quiero".

      ¡Un abrazooo!

      Eliminar
  16. Yo creo Chelo que no somos ilusas, somos buenas personas, buena gente, y de eso hay mucho aprovechado en el mundo que abusan de quienes somos así. Yo hace mucho tiempo que me di cuenta que por desgracia mucha gente no valora a quien es así y yo ya he decidido no amargarme, cada uno que sea como quiera, yo no voy a cambiar, seguiré dando a quien se lo merezca y sin esperar nada a cambio y si no me lo agradecen pues que le vamos a hacer, pero Chelo no somos ilusas no somos buena gente, y me alegro que seas así.
    Hay que ilusionarse, con pequeñas cosas, pero hay que hacerlo porque la ilusión es uno de los motores de esta vida, si no tenemos ilusión que nos queda? yo ahora tengo dos pequeñitas pero las tengo, de modo que hay que ilusionarse, jamás debemos dejar de hacerlo.
    Un beso enorme y me gusta la gente que reflexiona sobre estas cosas tan importantes de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero qué relinda eres, Tere. Gracial mil por tus palabras. Sé que eres buena gente y si me consideras como tú, me siento más que honrada.
      Por supuesto que hay que tener ilusión por las cosas, ¡pobre del que no las tiene! Mis días normales y corrientes están plagados de ilusiones, desde el café mañanero con mis compis de oficina hasta por el libro que llevo entre manos y que leo por la noche.

      Un beso gigante.

      Eliminar
  17. De ilusiones se vive en este mundo. Sin ellas, ¡qué opaca y gris sería la vida!
    Pero yo no creo que seas ilusa. Más bien, pienso que todas esas cosas que esperas, que deseas, son producto de deseos lógicos, de sueños realistas que deberían poder cumplirse.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que así lo veas también, Sofía. No estoy hablando de esperar ver extraterrestres o conocer a Brad Pitt.
      Hablo de cosas sencillas y que casi ninguna cuesta dinero sino tiempo. Quizás está aquí el quid de la cuestión, que todos andamos escasos de este valor, pero tampoco lo justifico.
      Contestar un whatsapp, por ejemplo, ¿qué cuesta, veinte segundos? Pues hay quien en su día a día no dispone de ellos, qué triste...

      Un beso, solete.

      Eliminar
  18. ¡Me ha encantado pasar por tu casa Chelo! Todos somos grandes ilusos e ilusas. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me ha encantado que me visites y te quedes, Mara.
      Un beso de esta ilusa para ti.

      Eliminar
  19. Está muy claro que mantener la ilusión es una actitud muy saludable en todos los sentidos, y perderla supone el principio del final. Ahora bien, siempre es aconsejable no ilusionarse en exceso porque luego llegan las grandes decepciones.
    Suerte en "El Tintero". Un abrazo, Chelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo dudo, y los "chascos" que te llevas son enormes. Pero poniendo en la balanza ilusiones y decepciones, en mí pesan más las primeras, ¡tengo tantas! Pero acepto de buen grado tu implícito consejo, Paco.

      Un beso, y todo un placer tu paso por aquí. También te deseo suerte en el concurso.

      Eliminar
  20. Mantener la esperanza y la ilusión en los demás es genial, yo en cambio por defecto no espero nada de los demás pero creo que tu posición es mucho mejor. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabría qué decirte, porque si no esperas todo lo que te llega te alegra.
      Pero cada uno es como es y resulta difícil cambiar.

      Un beso, Sunika.

      Eliminar
  21. Una entrada muy bonita y no creo que sea ilusa, creo que tiendes a esperar de la gente lo que tu les das a ellos y eso, por desgracia, hoy en día suelen confundirlo y aprovecharse.

    Espero de verdad, que estés rodeada de gente que sea como tú, porque entonces es cuando notarás más el cariño de la gente y no tendrás esa sensación que comentas.
    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Zhura. Supongo que como a todos nos sucede, en mi entorno tengo de todo, como en botica.
      Que haya escrito este post con cierto carácter reivindicativo no significa que no valore otras cosas en esas personas en las que no encuentro esa correspondencia de la que hablaba.
      Uno puede ser muy descuidado a la hora de responder un mail pero ser, en cambio, un magnífico confidente, por ejemplo.

      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  22. La ilusión, los sueños, las fantasías, son, según mi humilde opinión, las más bonitas virtudes que tienen las almas de las personas. Y también la ingenuidad, aunque a veces trae sus problemas, es algo maravilloso. Hay enorme cantidad de personajes literarios que cuentan con esa compañera de la ternura. Porque son derivados del amor que guardan en sus corazones. Y así es tu narradora, Chelo, y por supuesto que debiera estar en el diccionario, yo adhiero a la idea.
    Has hecho un texto encantador. Mis felicitaciones y mis mejores deseos para el concurso. Un beso!!!
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me halagan tanto tus palabras, Ariel... Se nota que brotan de un corazón tierno y bueno.
      Yo es que no sabría vivir sin ilusiones ni sueños, qué quieres que te diga. Y, a la vez, es lo que más me admira de las personas.

      Agradezco tus palabras y te mando yo también mis deseos para el concurso, amigo.

      Eliminar
  23. Tampoco diría ilusa, querida Chelo.
    Persona sensible y muy humana que concibe la vida como un dar y recibir, que así debería ser. Sin embargo creo que recibe más el que da, pues el que nada tiene nada puede dar ni ofrecer.

    Esperar algo de alguien (que la mayoría quizás, esperamos) considero craso error, de ahí viene la desilusión la padece una misma mientras la otra parte no se ha enterado, podría ser.

    A mi también me gustan esos detalles de los que hablas, quizás se estén olvidando ciertos valores que tanto bien nos hacen a todos.
    Un post lleno de ternura y sensibilidad, amiga.
    Precioso el leerlo.
    Un beso de los grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sabias palabras las tuyas: "recibe más el que da".
      Pues te voy a decir que sí, amiga; que uno (yo en este caso) se siente muy bien al hacer cualquiera de las cosas que menciono.
      A veces no se hacen por olvido o dejadez, a veces (-como decía antes-) por falta de tiempo, pero queramos o no siempre hay detrás cierta desconsideración hacia el otro.
      Afortunadamente no es tu caso y me alegra.

      Un beso enorme, alma bonita.

      Eliminar
  24. Hola, Chelo:
    Me ha entusiasmado el tono de sinceridad que quiero detectar en tu escrito. Al tiempo la suavidad en tu modo de expresarte trasluce tu auténtico ser.
    Ya te digo, querida amiga, aun sabiendo que estamos ante un texto literario y que la literatura se permite jugar con la realidad y la ficción quienes te conocemos vemos tu bondad, ternura y encanto en muchos de los ejemplos que señalas.

    Te deseo muchísima suerte en el Tintero y te mando un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Para qué voy a mentir, Juan Carlos? Pues sí, es la pura realidad, o sea, no hay nada de ficción en el post, por lo que agradezco enormemente tus palabras, amigo.

      Siempre he pensado que se puede decir (casi) todo en esta vida; solo hay que saber encontrar la manera y, si es preciso, dar las vueltas que haga falta para no herir susceptibilidades o, en su caso, hacerlo lo menos posible.

      Yo también te deseo mucha suerte en el concurso y te mando un abrazo muuuy fuerte.

      Eliminar
    2. Juan Carlos, te deseé suerte en el concurso pero he podido comprobar que no participas.
      Da igual, suerte en general y punto ;-)

      Eliminar
  25. El día que perdamos la ilusión dejaremos de vivir, porque no se puede vivir sin ilusión. Así que en mayor o menor medida todos somos un poco, o mucho, ilusos. En tu relato creo que has dado en el clavo, son los pequeños detalles de la vida los que nos hacen ilusionarnos y tirar para adelante. La ilusión por participar en el Tintero, sin ir mas lejos, seguro que ahora mismo nos embarga a todos. Mucha suerte Chelo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Jorge. Muy bien traído el ejemplo que has puesto, pues no me digas que en él no hay volcada ilusión: escribir lo mejor posible para que guste, leer con atención los relatos (y, a la vez, aprender), puntuar, saber cuánto antes quién se lleva los premios...

      La ilusión es el motor que nos empuja a seguir a pesar que el viento sople en contra.

      Gracias por tu comentario y también te deseo mucha suerte en el concurso.

      Un beso.

      Eliminar
  26. Este texto me ha recordado una canción que dice "no me llames iluso porque tengo una ilusión". Sí es cierto que cuando esa ilusión es difícil que se haga realidad entonces la persona que se la cree es ilusa.
    Es bueno tener ilusión, pero es un error crearse expectativas difíciles sobre todo cuando dependen de terceros. Quien confía en exceso en los demás tiende a decepcionarse.
    Tu protagonista debería conformarse con lo que hace ella y no pensar tanto en lo que deberían hacer los demás.
    Buen relato.
    Un besote grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa protagonista soy yo, y bien que me conoces, querida Paloma. ¿Expectativas difíciles? Yo creo que ninguna de las nombradas lo es.
      No me conformo con pensar lo que yo hago (que hago porque quiero, claro está); pero me indigna y rebelo ante la falta de consideración que casi nunca paso por alto y el egoísmo de muchas personas que creen que siempre eres tú la que "debes" y cuando eres tú la que fallas no te saben entender.

      Gracias por tus palabras hacia mi post, compi mía.

      Un besooo

      Eliminar
  27. Uff, si a todas las ilusas nos tuvieran que poner en el diccionario... ¡¡menudo tocho sería!!
    Pero qué sería de nosotros sin esa ilusión, sin esa esperanza. Yo creo que muchas veces es la que da sentido a la vida.
    Un beso, Chelo, me ha encantado el relato. Suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya que sí. En el diccionario casi iríamos seguiditas: "Chari", "Chelo"... ;-)
      Estás en lo cierto: la ilusión da sentido a la vida, y si no, que se lo pregunten a mi abuela que con 94 años tiene ilusión por irse a la casita de verano el mes que viene.

      Gracias por tus palabras, encanto.

      Un besazo.

      Eliminar
  28. Gracias, Chelo, por participar con este relato en EL TINTERO DE ORO. Un abrazo y suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, como siempre, a ti. Me encanta el concurso y lo bien que lo organizas, David.

      Un beso

      Eliminar
  29. Creo que este texto expresa de forma clara la sensibilidad que posees como persona.
    Todos somos seres con emociones, unos las ocultan pues para ellos son señal de debilidad (La reina de Inglaterra) otros son transparentes y las muestran sin rubor, pues son humanos con sentimientos.
    En vez de "Ilusa" yo te calificaría de "Ilusionada" por la vida.
    Besos de amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay qué rebonito lo que dices, amigo: ilusionada por la vida...
      Pues voy a tener que pensar que sí, al menos, en el momento actual.

      Has dicho algo muy importante y es lo de ocultar "señales de debilidad" (o, como yo diría, "síntomas de sensibilidad"). Cada uno es como es, y ni es mejor una cosa que otra, pero las personas que tienden a ocultar lo que sienten confunden y resultan más difíciles de conocer.

      Gracias por tus palabras, Francisco.

      ¡Un beso con mucha ilusión!

      Eliminar
  30. Ay Chelo, me ha dado mucha "cosilla" leerte, sobre todo, porque yo una vez fui como tú has descrito que eres y ¿sabes? Un día decidí abandonar a Penélope y echar a andar. Ya no espero nada ni a nadie, ya no me desilusiono con lo desilusionante. Desde entonces, me hace feliz lo inesperado y no me frustran las actitudes de los demás, las faltas de cariño, los olvidos. Si decides esperar, la vida transcurre de desilusión en desencanto. Así que yo opté por ser feliz.
    Un besazo. Te deseo suerte con el relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sinceridad la tuya, Macarena. Me encanta lo que dices.
      Yo es que no lo puedo evitar, así que no sé cómo pudiste abandonar a Penélope.
      Ciertamente así te alegra mucho más lo repentino o no esperado.

      Muchas gracias por tus palabras y por desearme suerte.
      (Si no me equivoco, esta vez no participas)

      Un beso

      Eliminar
  31. Pienso que somos muchas las ilusas Chelo, entre las cuales me encuentro. Me ha encantado leerte amiga.

    Un abrazo de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tú vas detrás de mí en el diccionario que proponía Chari.

      Gracias por tu comentario, estimada Conchi.

      Un abrazo.

      Eliminar
  32. ¿me sonrío?¿por qué? tal vez porque deberíamos antes hacer una lista y escribir nuestro nombre. Yo, sí, soy ilusa con algunas cosas, lo fui con otras; pero de ilusiones vivimos, es la luz que nos alumbra la mirada y si viene la frustración se apaga, encógete de hombros y abre la ventana sin esperar nada a cambio. Nos seguirán contando chistes en los que no caemos y nos mentirán tal vez, sin darnos cuentan, pero dentro de nosotras está la sensibilidad para decir lo que sientes, lo que piensas. Un beso compañera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta profundidad (a la vez que poesía) hay en tu comentario, Eme.
      Suscribo todo lo que dices, así que intentaré abrir esa ventana para que el aire se lleve ese poso de melancolía con el que escribí el relato. Y nada más que a seguir adelante.

      Otro beso para ti y suerte en el concurso.

      Eliminar
  33. Me encanta. Enhorabuena por ser así.

    ResponderEliminar
  34. Hola Chelo, me ha encantado leer esta reflexión, ¡es tan hermosa! Quien piensa de este modo es una persona sensible y afectuosa. Lo que sucede es que cuando uno espera que el otro responda del mismo modo, se arriesga a eso que llamamos "desilusión". Dicen, que para no sufrir, no hay que esperar nada.. A veces es muy difícil. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo que quieres decir,y así es: para mí lo verdaderamente difícil es ese "no esperar nada".
      Como ya dije, no es algo voluntario el esperar, es en buena medida incontrolable y va con la forma de ser.

      Muchos besos, Miry, ¡y suerte en el concurso!

      Eliminar
  35. Siempre es bueno y sano conservar la ilusión, tener esperanza, pero sin dejar de vervla realidad. A lo largo de la Historia, siempre hubo períodos convulsos, nsda hay nuevo bajo el sol....

    Besos, Chelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está el quid. Esperar o tener ilusiones sin dejar de pisar suelo.
      Como me gusta eso de que nada hay nuevo bajo el sol ;-)

      Gracias, Myriam.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  36. Qué bonita reflexión!! Creo ser una ilusa. La vida es mas bella de esa forma..pero no olvidemos la desilución.Tenemos que estar preparados.Felicitaciones.Me encantó la idea, el contenido y la forma de expresarlo.Abrazo y mucha suerte en el concurso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy uy, que se me suben los colores, Graciela. Antes que nada, bienvenida a mi casa y espero verte de nuevo.

      Coincido plenamente en que la vida es más bella así, sea porque al esperar que algo se cumpla (por tonto que sea), la mente piensa en positivo.
      Lo ideal es no hundirse si eso no sucede.

      Un beso y mucha suerte para ti también.

      Eliminar
  37. Creo que uno de los secretos de la felicidad es no perder la ilusión, y si es posible transmitírsela a los demás con pequeños detalles como los que mencionas, el efecto se multiplica. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo me conoces ya, SOLete, y sé de sobras cómo piensas al respecto, por tus múltipes detalles (para conmigo y para los tuyos).
      Me encanta eso de que "el efecto se multiplica" ;-)

      Mil gracias y un beso enorme.

      Eliminar
  38. Hola.
    Yo no creo que la palabra sea ilusa, quizás confiada, soñadora, buena, dulce...me ha encantado la reflexión, pelín melancólica y tierna.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus adjetivos, querida Gema. Sí, quizás me invadía la melancolía cuando lo escribí...

      Te envio un fuerte abrazo y... ¿has vuelto ya, verdad? ;-)

      Eliminar
  39. Pues no Chelo, la prota de tu protesta no es una ilusa, simplemente espera un mínimo de lo que con tanta generosidad ella da.
    Comparto algunos miedos con ella, el temor de que, quienes queremos y con quienes compartimos vida, se vayan.
    Emotivos pensamientos compañera.
    Fdo: otra ilusa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras y por venir, Isabel. Es que incides en lo que yo siempre digo: ese mínimo taaaan mínimo que, a veces y por desgracia, no aparece y es de lamentar, las cosas como son.

      Un abrazo inmenso.

      Eliminar
  40. Más que ilusa, diría que es como ser un niña. Volver a ser un niña. Volver a estar en contacto con ese ser pequeño en nuestro interior; ese ser que nos hace soñar y nos embellece el corazón con sus fantasías (algunas de ellas realizables).

    Sea como sea, es mejor ser un iluso antes que un amargado.

    Te dejo un abrazo, Chelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dijo Pablo Picasso: "Lleva mucho tiempo crecer hasta convertirse en un niño".
      A mí me encanta que de vez en cuando se asome el que todos llevamos dentro y estar en contacto con él, como bien dices, Julio D.

      Quita quita, los amargados hacen gala a su nombre y no me gustan nada.

      Otro abrazo para ti, amigo.

      Eliminar
  41. Hola Chelo,
    Ya estoy aquí, :)
    Pues a mí me encantan las personas como tú, así que me alegro que de alguna manera forme parte de este mundo de ilusión.
    No creo para nada que seas ilusa, más bien; bondadosa.
    Y eso hoy por hoy (y más como están las cosas) no se debería perder nunca, lo fácil y cómodo es la desconsideración y las malas contestaciones.

    ¡Batallemos en contra de ello, con bonitos sueños!

    Un beso grande, y gracias por mostrar que aunque a veces hay sombras detrás de ellas si que pueden existir buenas intenciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a ti, precisamente, querida Irene, se te nota un montón que perteneces al "grupo".
      Estoy con lo que dices, y es por ello que no me resigno a "dejarlo correr".
      A veces, resulta un esfuerzo bastante inútil, la verdad sea dicha, pero con que una sola persona tome conciencia de lo que he querido transmitir al escribir el post, me doy por satisfecha.

      Un abrazo muy fuerte para ti, florecilla.

      Eliminar
  42. Buen relato, Chelo.
    Mucha suerte en EL TINTERO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Macondo, y suerte para ti también en el Tintero.

      Un saludo.

      Eliminar
  43. Hola, Chelo. Coincido en que debería haber más gente ilusa como tu lo describes. Le haría muy bien al mundo.
    Muy buen relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho tus palabras, Mirna. Estoy de acuerdo en que muchos granitos de arena forman una montaña, y veríamos más rostros alegres y menos enojos y ceños fruncidos ;-)

      Suerte en el concurso, pretty.

      Un abrazo.

      Eliminar
  44. Somos muchas las ilusas, no te sientas sola y, como dice Mirna, si hubiera más le haría bien al mundo.
    Suerte, Chelo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues después de escribir el post y leeros a todos, me quedo muy a gusto al comprobar que no soy un "bicho raro" ;-)

      Mucha suerte para ti también, Ana, ¡y muchas gracias y besos!

      Eliminar
  45. Hola Chelo me uno a tu club de ilusas, coincido con todo lo que cuentas y creo que es bueno ser así ya que no se hace mal a nadie, como mucho a una misma por esperar de los otros algo que a lo mejor no llega.
    Suerte en el concurso El Tintero de O.
    Un abrazo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apuntada quedas en el club, Puri. Exacto, no dañas a nadie por esperar cosas a no ser que uno sea muy exigente, porque es verdad que muchas veces no llega ni un simple gracias.

      Mucha suerte para ti también.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  46. Como colofón a todo lo dicho, quiero daros un GRACIAS ENORME A TODOS y añadir que el post está dedicado a quien me regaló ese medio corazón de la imagen, con la certeza (que no esperanza) de que no hará comentario alguno (caso de venir).

    ResponderEliminar
  47. Bueno!!! La verdad es que me siento MUY identificado con tu escrito. Prefiero ser así a pasar por la vida sin ilusiones.
    Un abrazo enorme!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, David. Hasta ahora no se habían pronunciado demasiados hombres en ese sentido, y me alegro por ese "muy" en mayúsculas.

      Un beso MUY fuerte.

      Eliminar
  48. Hola Chelo,
    Que bonito relato, me gusta el trasfondo que lleva su contenido. Me parece que la protagonista es muy atenta, detallista, observadora. Y esta en su derecho exigir lo que recíprocamente le pertenece. !Suerte en el tintero!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Yessy. Lamentablemente, una cosa es estar en tu derecho a exigirlo y otra exigirlo efectivamente, porque en este caso ya no tiene valor.
      Las cosas hay que hacerlas porque a uno le nazca y le apetezca, lo que no quita que te decepcione no ser correspondido en la misma manera (¿será que soy Libra?).

      Ahí va un guiño, Yessy. ¡Y un beso! ¡Y suerte en el concurso también!

      Eliminar
  49. Hola Chelo,

    Calderón de la Barca decía "la vida es sueño". Tener ilusión y cultivarla es uno de los motores de nuestra existencia. Es bueno tener ilusiones, de esta manera tus energías se encaminan a conseguir lo que deseas. Aquí hablamos más de un proyecto personal, algo que te quite el sueño.
    Sin embargo, la ilusión, cuando hace referencia a esperar algo de personas concretas, todo cambia.
    No hay que esperar nada de nadie. A veces se confunde esperar con "desear" y esta última palabra lleva implícita una pequeña manipulación.
    Hay que dejar que las personas que queremos actúen con total libertad y por propia voluntad. No debe obsesionarnos ni decepcionarnos que actúen de una manera distinta a como nosotros nos gustaría.
    Las verdaderas relaciones están basadas en el respeto a lo que uno es y a su forma de interpretar el mundo que le rodea.
    Un besito y como siempre encantada se leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ves la frase de cabecera en mi perfil de blogger digo "No esperes nada de nadie, espera todo de ti".

      En el post quizás me refiero más a "desear" que a "esperar", pero no comprendo que ese verbo lleve implícita ninguna manipulación; desear es algo puramente subjetivo y hasta íntimo, sin pretensiones ni exigencias.

      Estoy de acuerdo en lo de no obsesionarse si algo que esperas no lo recibes, pero no me puedo creer que internamente no se sufra una (si quieres pequeña) decepción, porque muchas de esas "faltas" lo son de consideración, y aquí entra en juego el respeto del que hablas.

      ¡Cómo me gusta filosofar contigo! Porque sé quién eres, ¿eh? ;-)

      Un beso enorme y gracias a ti por venir y comentar.

      Eliminar
  50. Hola Chelo.

    Mira, si ser y esperar lo que tú eres y esperas te hace ser ilusa, pues me uno a la causa. Somos pocos, pero tendremos nuestro día bajo el sol.
    Muy interesante reflexión.
    Suerte en el Tintero
    José Torma
    www.cuentoshistoriasyotraslocuras.wordpress.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jose Luis! Bienvenido a mi casa y a mi "causa".
      Me ha encantado lo de "tendremos nuestro día bajo el sol".

      Muchas gracias por tus deseos y por dejar el enlace a tu blog que pienso visitar en cuanto pueda.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. ¡Ah! Pero si ya te visité y comenté. Al entrar en tu blog (he sido rápida, ¿eh?) te reconocí ;-)

      ¡Mucha suerte para ti también en el concurso, Jose Luis!

      Eliminar

♥Tu opinión es muy importante para mí♥