lunes, 14 de diciembre de 2015

Un dulce detalle

Al igual que os cuento mis 'sinsabores' (los 'no gracias', las 'no disculpas' y demás) os voy a contar algo con mucho sabor, y además, de verdad.

Os he hablado de mi hermana (la que es once meses menor que yo), de mi hermano (el que es padre de los mellizitos de 6 meses), de mis amigos (aquéllos a quienes puedo llamar sin un porqué) y hoy os voy a hablar de mi jefe. Sí, de mi jefe. Los jefes son también personas importantes en la vida de una persona y hay algunos, como el mío, que bien merecen un post.

Os sitúo. Ha sido hoy lunes, ocho menos cinco de la mañana, cuando he entrado en mi despacho, le he visto y, como siempre le he dado los buenos días. 

Haré un breve inciso en este devenir de los hechos para contaros que él es de una localidad castellonense llamada Morella.
No sé si sabéis que recientemente fue elegida el pueblo más bueno y más bello de España y en el que la casa de bombones Ferrero Rocher celebró el viernes su 25 aniversario, siendo en consecuencia también el pueblo más dulce.

Tanto ama él Morella que el viernes cuando ví esto por la televisión (como últimamente tengo memoria de pez) pensé, "que no se me olvide el lunes, sin falta, preguntarle a X (mi jefe) cómo fue el evento".

Y hoy no me he olvidado, y desde el resquicio de la puerta de su despacho (que está, a su vez, dentro del mío) le he preguntado por el tema y hemos charlado un poco sobre ello.

Acto seguido he ido a mi sitio, y he hecho las cosas que integran mi rutina diaria: levantar persianas, colgar abrigo, guardar bolso, encender ordenador...hmmm, es entonces cuano veo algo delante del ordenador...es una cajita, es esta cajita: 

Los bombones son una riquísima tentación a la que, como golosa que soy,  sucumbiré ya he sucumbido, pero esta notita que figura abajo (escrita en el reverso del papel pegado en la tapa), me ha emocionado y endulzado más que todos los 'ferrerosrocher' juntos.
Aunque está en valenciano, no creo que os resulte difícil de entender (y si algo se os escapa os lo traduzco encantada). Como véis, he tapado su nombre para mantener su anonimato.

Yo siempre he tenido suerte con mis jefes, con todos sin excepción, y a él, ya antes de este hecho, que le he agradecido muchísimo, lo consideraba un jefe excelente, tanto tanto como gran hombre, marido, padre, compañero y amigo me consta que es.

Pero hoy quiero que sepáis que, -al igual que Morella-, es bello, bueno y dulce, porque (además de mostrar una enorme humildad considerándome 'compañera'), por el simple hecho de arrimar el hombro en algo que es tarea de todos ha sido capaz de tener un detalle así, y ello me hace escribir aunque no me lea (espero) un enorme

 ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ G R A C I A S !!!!!!!!!!!!! 

 

49 comentarios:

  1. Hola!!! Pues creo que si que lo va a leer .

    Yo he perdido la cuenta de los jefes que he tenido.Por cierto, todos hombres, ¿alguien me puede explicar el motivo?.

    Y te tengo que decir que es una suerte la tuya porque de los míos (aunque tengo que reconocer que a algunos les tengo cariño ), un porcentaje muy elevado no han sido , o son, buenos jefes. Y eso que yo no he tenido problemas con ninguno de ellos, al revés con todos me llevo y me he llevado bien (entendiendo la singularidad de cada uno) .
    ¿Tendrá que ver con el gremio? (Ese que a ti te gusta tanto ).Aunque duela pensarlo hay varios por ahí que aún creen que están en sus épocas doradas en las que eran una de las personas más importantes del pueblo y aún no han descubierto lo gratificante del trabajo en equipo.

    Yo por tener, en lugar de tener uno, tengo dos. Y con seguir como estoy me conformo.
    ¡¡Suerte la mía!!

    Besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!! Es que tú tienes mucho camino andado, ¡pues no has trabajado en sitios! si fuera por los años que llevas trabajados, te mereces una medalla el día de tu jubilación, pues nada más acabar la carrera te pusiste a trabajar ;-)

      Te he oído contar cosas de ellos, y sí, siempre hombres. Pero yo, no creas, que salvo cuando trabajé en el Juzgado, los demás también.
      Y es cierto que tu gremio me gusta, pero lo que en realidad siento es admiración.

      Tú mejor que nadie también sabe de lo bien que se ha portado mi jefe cuando he necesitado cogerme algún día (¿te acuerdas de aquel día de Fallas?).

      En fin, que yo de ti, también seguía como estás, que tienes suerte también.

      ¡Muchos besos! y muchas gracias por tu comentario

      Eliminar
  2. Enhorabuena. Ser un buen jefe no es fácil porque para serlo hay que ser humilde y no creerse el rey del mambo. Has tenido suerte.
    Un beso, Chelo.
    PD: Es verdad, Morella es precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora lo has dicho, Isabel. Yo creo que debe ser dificilísimo, yo de hecho no podría serlo (entre tú y yo, no sé mandar).
      Totalmente de acuerdo, muchos se lo tienen creído, y pobres de los que tienen por debajo de ellos.

      Por lo demás, verdaderamente Morella es un pueblo que vale la pena visitar.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. ¡Qué detallazo! Me alegro mucho por tus bombones y por que en lo personal tengas un jefe que te aprecia y se acuerda de tí... eso es algo muy importante.

    ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Detallazo como pocos, Holden. Y efectivamente, es muy gratificante que se acuerde de mi, pero lo más importante es que sea buen jefe, porque trabajar codo con codo con alguien así supone que todo marche sobre ruedas y, encima, con buen humor.

      ¡Muchas gracias por tu comentario, un beso!

      Eliminar
  4. Tenemos muchas cosas buenas por las que dar gracias, la familia y ese jefe, pensemos que en el trabajo pasamos muchas horas y compartimos gestos. Un detalle precioso el de la nota. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un tópico del que no podemos escapar cuando hablamos del trabajo: pasamos más horas con compañeros y jefe que con familia y amigos. Como para no llevarse bien...

      Ester, si los bombones me pirran, el detalle de la nota me pareció lo más.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Hola! Uuuufff jefes... bueno yo con la mio no me llevo mal, lo que no me gusta es como hace las cosas, pienso que no es una buena líder, pero bueno... es lo que hay.

    Muy buena entrada. Me alegra que tu hayas tenido suerte con los jefes.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo que es madera de líder, son pocos los que la tienen.
      No te veo yo a ti llevándote mal, Beatriz ;-)

      Muchas gracias por tu comentario y por tus amables palabras, ¡un beso!

      Eliminar
  6. Yo regalo mucho Ferrero Rocher, son un acierto seguro.

    ¡Qué majo tu jefe!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y mi caja es (era) de 30 bombones! Casi nada... Y no pienso compartirlos ;-) (es que me encantan, Eva).

      Por supuesto que te doy la razón, es una persona majísima. ¡Un beso!

      Eliminar
  7. Cómo mola!!!!! Yo soy como Eva, ante la duda regalo una caja de Ferrero porque es fácil acertar.
    Me ha encantado la carta, tienes que guardarla en un álbum con la etiqueta de la caja o dentro de la cajita, con los años te va a encantar verla.
    Besos y sin duda te los ha dado porque te los mereces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los bombones son caballo ganador. Pocas personas hay a las que no les gusten.

      En cuanto a la carta, yo soy de guardar las cosas en álbumes, cajitas, carpetas...
      Luego no es que vuelva mucho a ellos, más bien poco, porque muchos me producen nostalgia. Se convierten en tesoros que contienen el afecto y la ilusión que en su día reportaron.

      Gracias, Gema, por 'mirarme' tan bien.

      Besitos ♥

      Eliminar
  8. Enhorabuena, Chelo por tan buen jefe. Es muy gratificante ir a trabajar cada día sabiendo que allí te espera un ambiente agradable y personas dispuestas a hacerte la vida y el trabajo fáciles.
    Y manda un Ferrero. Me encantan!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosa. Si ya de por sí es bastante odioso el despertador y tedioso el trayecto sola hasta allí, como para encontrarme un ambiente malo o raro.

      La verdad es que el de mi centro es muy agradable, y yo allí me siento la mar de feliz. Los jueves almorzamos juntos un grupito, cada uno lleva algo y lo pasamos de lujo. ¡Y cuando es el cumpleaños de alguno lo celebramos!

      Y va, por ser tú ahí va un Ferrero ;-)

      ¡Un besazo Rosa!

      Eliminar
  9. FELICES FIESTAS OS DESEA

    manolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Manolo! Lo mismo te deseo.

      Eliminar
  10. Sin duda os mereceis mutuamente. Trabajar en buen ambiente es reconfortante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso que dices es muy halagador, Marcos.
      Y desde luego, como dije, la atmósfera que respiras en el trabajo es la que luego te llevas a casa, y más vale que sea buena.
      ¡Gracias por venir, un beso!

      Eliminar
  11. ¡Qué buen tipo, Chelo! Sabe apreciar lo que vales y manifestarlo, y eso no es tan habitual. Aparte: si no conocéis Morella, no dejéis de ir cuando tengáis oportunidad. Es una preciosidad y se come... mmm, cómo se come. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, Carmen. Es muy buena persona, doy fe de ello.
      Yo he estado varias veces en Morella, una de ellas fue en el famoso Sexenni, que es una fiesta que se celebra por todo lo alto allí cada seis años en honor a su virgen.
      Engalanan el pueblo que no veas, realmente precioso.
      Y la comida...pues si ya la cataste poco puedo añadir, ¡riquísima!

      Te agradezco mucho tus palabras, ¡un beso gigante!

      Eliminar
  12. Hace un par de semanas te hice una propuesta por email, hoy, después de leer este post la convierto en una súplica: ¡te cambio el jefe!
    El mío no es mala persona y como ya te comenté en aquel correo reconoce el trabajo bien hecho y lo tiene en cuenta, pero no me regala bombones.
    De hecho hace unos meses me encargué de cuidar un examen de sus alumnos (un viernes por la tarde) para que él se pudiera ir de viaje y me prometió unas gambas a la plancha como compensación. Las gambas deben de estar buscándolas en alta mar porque yo aún no las he catado.
    Cámbiame el jefe, plis.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La respuesta es noooo, y mira que te aprecio, compi, pero lo siento, no hay cambio que valga.
      Yo solo pido que me dure muchos muchos años, por lo menos los que yo esté allí (que serán los que yo quiera estar).

      Yo creo que también tienes un buen jefe, y si te encomienda tareas engorrosas es porque sabe que vas a dar la talla. Además te lo valora.
      Recuérdale lo de las gambas, que la palabra dada va a misa y con la comida no se juega ;-)

      ¡Un beso enorme!

      Eliminar
  13. Qué detalle tan..."dulce"! jjjj,y el mensaje, precioso. A mí me regalan bombones y me tienen ganada .No tenía ni idea de que hubieran rodado el anuncio de Ferrero Rocher en MOrella, tengo que pasarme por YOutube a ver si lo encuentro y lo veo. Te deseo un feliz día, Chelo. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy de esas, Mª Pilar, a mí me encantan todos, pero estos en especial son deliciosos.
      Búscalo el video y verás qué maravilla.

      ¡Muchas gracias por tus palabras, un beso y feliz noche!

      Eliminar
  14. Hola, Chelo

    Qué lindo detalle. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Eduardo. El detalle fue precioso, y la manera de sorprenderme también.

      Un beso

      Eliminar
  15. Que suerte, aunque sin duda te lo mereces, solamente tienes que ver el éxito que tienes por la blogosfera, y lo querida que eres.Parte de culpa de que la gente despliegue sus mejores formas ante tu presencia debe ser debido a tu carácter dulce cual bombón.
    Y os aviso y no es por desmerecer el chocolate de Ferrero no tiene nada que ver con el de Lindt que es otro nivel.
    Un jefe el tuyo como la copa de un pino.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh, qué palabras tan bonitas, me ruborizo y todo, Francisco. La suerte es mía de contar con personas como vosotros, como tú, en la blogosfera, porque el cariño es recíproco, te lo aseguro.

      Sí, sí, el chocolate Lindt también lo conozco. Me pierden igualmente sus bolitas, me da igual el sabor, ¡me gustan todas!

      Mil gracias por tus palabras, amigo.

      Te mando besos sabor a chocolate ;-)

      Eliminar
  16. ¡¡Qué precioso detalle, Chelo!! Se nota lo mucho que te aprecia tu jefe, seguro que te lo mereces un montón.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Chari! qué amable eres. Pues no sé si lo merezco, yo trato de hacer mi trabajo lo mejor que puedo y sé, y procuro llevarme bien con todos. No hay más misterio :-)

      ¡Un beso grandísimo!

      Eliminar
  17. El detalle es muy bonito y las palabras aún mejores, trabajar codo a codo con alguien que te aprecia y te valora, eso es un gran regalo. Y es que lo de los jefes es una lotería... igual que el buen ambiente en el trabajo, a veces hay suerte y otras menos.Pero también pasa con los compañeros...
    Se trabaja mucho mejor en esas condiciones, seguro que tu también aportas mucho porque aunque yo hace poquito que te conozco...pareces todo dulzura. y predisposición a hacer las cosas más fáciles.
    Un petonet guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres todo amabilidad, Conxita. En primer lugar, muchas muchas gracias por tus palabras.

      En segundo lugar, te doy la razón, tan importante es llevarse bien con el jefe como con los compañeros. Yo he "sufrido" tener compañeros que no se hablaban entre ellos y mi posición era muy delicada porque estaba al medio.
      Dime con qué ganas van esas personas a trabajar, ¡menuda incomodidad y qué ratos más violentos se pasaban!

      En cuanto a los jefes, pues a tenor de lo que oigo, sí, puede que sea una lotería.
      Sí es així, jo me considere rica, doncs ;-)
      ¡Molts besets!

      Eliminar
  18. Los pequeños detalles que alegran el día, o mucho más.
    Con tan poco se puede dar tanta felicidad... ojalá las personas fueran conscientes de eso :(


    Me gusta tu blog, por aquí me quedo y te dejo el mio por si quieres visitarme
    http://rebeliondelibros.blogspot.com.ar/

    Un beso!

    Sol - Rebelión de libros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sol! Bienvenida a mi 'casa'. Por supuesto que visitaré la tuya.

      Hoy decía yo esto que acabas de comentar, pues hablaba de la fuerza que tienen los pequeños detalles que nacen 'porque sí!.

      ¡Gracias por venir, comentar y quedarte!

      Un beso

      Eliminar
  19. A las 8 de la mañana yo tambièn recibì chocolates, pero de los besitos Hershies pro parte de una compañera y eso me hizo la mañana jajajaj de hecho lo postee en instagram hoy temprano.

    BUeno Chelo, es un detalle precioso y que`bueno que haya gente agradecida y consciente del esfuerzo que le pones a tu trabajo y lo eficiente que eres. Personas asì son premios en la vida, muchos viven infiernos en sus puestos de trabajo, asì que considèrate bendecida, pero ¡OJO! tu jefe tambièn lo està al tenerte.

    Ciertamente como anda el mando andan los subalternos y cuando un jefe llama a sus empleados colaboradores o compañeros, son de los mejores jefes, son lìderes, de los humildes, de los que ven en la igualdad de responsabilidad y deberes, una filosofìa de vida para conseguir metas.

    Mi jefa es asì, solo es 5 o 6 años mayor que yo y de broma me llama hermanita. Muy considerada, respetuosa y sobre todo, humana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien que recibieras también chocolates!
      Esto también tiene su significado: eres buena compañera, ¡enhorabuena, Arethusa!

      Efectivamente, es un premio o regalo tener 'por encima' a alguien que no te ve 'por debajo'. Eso no es corriente, creo que es excepcional porque, por lo que oigo, son muchos los jefes a los que el cargo se les sube a la cabeza y disfrutan dando órdenes y mandando, a veces, más de la cuenta.
      Por suerte, no tuve ningún jefe así y no puedo hablar de lo que se siente.

      Por lo que dices, también tienes suerte con tu jefa, pues las cualidades que le atribuyes son fundamentales también a la hora de ejercer de líder.

      ¡Muchos besos, Are! Gracias por tu comentario

      Eliminar
  20. ¡¡Jo, Chelo, has conseguido emocionarme!! (bueno, entre tu jefe y tú) :)) No me extraña que hayas querido dedicarle un post, ya que si él es el buen jefe y amigo que nos cuentas, tú eres la persona agradecida y sensible que todos conocemos.

    Siempre se habla mal de los jefes, lo vemos como algo muy normal, como un desahogo por lo mal que en muchas ocasiones nos lo hacen pasar, por eso encuentro muy justo y un dulce detalle por tu parte que cuando se portan bien, también lo comentemos. Me alegro mucho por tí, seguro que tienes con él la suerte que mereces :))

    Un besito gigante y gracias por contarnos esta anécdota que por lo menos a mí me ha parecido tan acorde con el espíritu de la Navidad que se acerca. ¡Se agradece!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo eres, Julia, a mi me emociona tu comentario tan bonito. Mil gracias.

      Ese era el quid de comentar el detalle, porque como siempre son el blanco de todas las críticas, justo es comentarlo cuando alguno/s se salen de los 'patrones'.
      Además, en mi caso que no me lo toquen. Hoy, sin ir más lejos, había unas personas que se estaban quejando de un cosa (que tan solo indirectamente le concernía a él) y he saltado como una leona en su defensa ;-), y es que, como dije, es una bellísima persona, además de muy trabajador.

      Gracias por ver en su detalle y en este post ese espíritu navideño que a muchos desagrada. Yo soy de las tuyas en ese sentido, Julia, y me gusta.

      ¡Un abrazo enorme cargado de mucho cariño!


      Eliminar
  21. Hola: es una suerte tener un jefe como el tuyo. Así es un placer acudir a trabajar. No tengo dudas que siemrpe tuviste buenos jefes porque serán una gran compañera y mehor trabajadora. Disfruta de ese buenambiente laboral porque es una verdadera lotería. Por cierto, esos bombones son siempre mis favoritos. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias, Marta!! Digamos que un buen ambiente laboral hace que pasen las mañanas trabajando agradablemente, términos estos que casi conforman un oxímoron por lo que tienen (o más bien, parece que tienen) de opuestos. Es una lotería como tú dices.

      Si tanto te gustan, te mando una cajita virtual de esos bombones junto con un beso.

      Eliminar
  22. Qué lindo jefe!

    =)))

    PD: te veo con Sara y vine a ...bobear!

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, es una persona excepcional.
      L@s amig@s de Sara son mis amig@s, asi que estas en tu casa, Liliana.

      Eliminar
  23. Hola Chelo! Qué detallazo el de tu jefe, un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Clara. Como dije en el post es una bellisima persona, y tuvo a bien tener ese detalle conmigo.

      Un beso, feliz finde chiqui

      Eliminar
  24. Hola Chelo, qué importantes son los detalles, y sobre todo esos pequeños que casi no los vemos, porque nos hemos acostumbrado a ellos.
    Tienes un gran Jefe.
    Paso a desearte unas felices Navidades y un buen año. Nos vemos después de Reyes, si la salud me acompaña.
    Un gran abrazo
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sor Cecilia! Tiene razón, nos acostumbramos a las cosas y, a veces, no las vemos ni apreciamos, pero si faltan sí que nos damos cuenta, es lo curioso...

      Me alegra enormemente que haya pasado por mi blog a desearme una feliz Navidad, de verdad que sí.

      Mi deseo para Ud. son unas Navidades muy tranquilitas, y mucha mucha salud (que claro que le va a acompañar, ¡faltaría más!) para este próximo año; no necesita más porque cariño y afectos tiene a raudales.

      Un abrazo reconfortante, Sor ☾ecilia

      Eliminar

♥Tu opinión es muy importante para mí♥