lunes, 18 de septiembre de 2017

Ya de vuelta



¡¡Hola mis queridos amigos blogueros!! 
Si vuelvo la vista atrás me parece una eternidad  el tiempo que hace que no estoy entre vosotros pero dije septiembre y aquí estoy de regreso a casa (una de ellas, al menos), después de unas intensas y laaargas vacaciones de las que podría contaros muchas cosas, pero que se han reducido a cumplir lo que ya os anuncié en el anterior post https://cheloferrerblog.blogspot.com.es/2017/06/hasta-septiembre.html, aunque con una novedad importante que paso a contaros.

Resulta que la última semana de las susodichas vacaciones, tanto mi hermana como cuñado y mis tres sobrinos, me propusieron hacer con ellos un viaje por el norte de España. El hotel lo reservamos en Santillana del Mar, ciudad maravillosa donde las haya y desde la cual nos fuimos moviendo por el resto de Cantabria, parte de Asturias y hasta visitamos un poquito Bilbao. 
Lagos de Covadonga

En algunos lugares yo ya había estado pero, aún así, hay cosas que no me cansaría de ver nunca como, por ejemplo, los lagos de Covadonga


También visitamos San Vicente de la Barquera, las neocuevas de Altamira, en Santander el Real sitido de la Magdalena, y otras cosas tan dispares como San Juan de Gaztelugatxe (Bermeo), que os sonará a los asiduos (yo no lo soy) a "Juego de Tronos" (foto de abajo):
¡La subida al "castillo" fue agotadora! AlgunAs se quedaron por el camino pero yo llegué arriba, si bien haciendo pausas con mi sobrino para coger un poco de resuello :

Mi sobrino Juanvi y yo



De todo, si algo me gustó especialmente fue el Parque de la naturaleza de Cabárcenoa 17 kilómetros de Santander, que para nada es un zoológico convencional ni un parque natural al uso, ya que los animales están en régimen de semilibertad y se pueden ver desde lo alto subiendo a los teleféricos. 
Baile 

Sensacional fue el espectáculo de leones marinos y en particular, el baile (en la foto de la derecha) que se marcó uno de ellos con su cuidadora. 

Cris y yo..

De curiosa tacharía la visita a una antigua Ganadería/Quesería llamada Vega de Tordín, donde nos enseñaron todo el proceso de fabricación del queso de cabrales (a mi sobrina Cris y a mí nos costó resistir el fuerte olor de granja sumado al del queso, y disimulábamos como podíamos con la excusa de que llovía y hacía frío...). 

En el Museo Guggenheim
Otra cosa que también vimos fue el impresionante 
Museo Guggenheim.

Ya el día de vuelta paramos en Soria y visitamos la ermita de San Saturio, ubicada en un paraje natural con mucho encanto al borde del río Duero. 
Patri, mi hermana, yo y Cris
Ese último día, en la comida, me dieron una gran sorpresa que quiero dejar aquí reflejada en mi blog (aunque nunca se me olvidará) y es que el viaje fue un regalo que me hacían con motivo de mi cumpleaños que está al caer.

Una vez contado todo
esto, a ver si alguien me sabe responder esto: ¿a quién vi yo en Santander? Pista infalible: amiga leonesa bloguera, que vive allí y donde da clases como profesora de Biología en un instituto.

¡Sí! Nuestra querida Rosa Berros. Quedamos una soleada, a la vez que lluviosa, mañana (allí el tiempo no se aclara) y compartimos un rato tomando un café. Nos supo a poco a ambas ya que las respectivas obligaciones imperaban, pero nos permitió ponernos al día en cosas de nuestras respectivas vidas "en vivo y en directo". ¡Qué alegría más grande tuvimos al vernos! 
Aquí os muestro una foto del momento, con la maravillosa playa de El Sardinero al fondo.
Rosa Berros y yo

Fabes con almejas
Zamburiñas
Para terminar diré que en todos los lugares comimos de maravilla, pero el premio a la exqusitez se lo llevaron las zamburiñas en un lugar de San Vicente de la Barquera, y el de la abundancia se lo llevó un restaurante llamado El rincón de Don Pelayo en Covadonga, en el que nos sirvieron en un enorme cuenco (nada de plato) unas fabes con almejas con las que yo hubiera podido pasar una semana entera.
¿Alguien quiere quesada?

Y hablando de abundancia, de Santillana del Mar me traje un montón de quesadas y sobaos pasiegos para endulzar al resto de familia y compañeros de trabajo.

Terminado el viaje y de vuelta a la realidad, si de algo no tengo ninguna duda es que, si bien me gusta viajar con amigos, como suelo hacer y también contar, no hay nada comparable con viajar con la familia.
Y hasta aquí, la crónica de mi viaje. 
Con mi hermana
Quiero que sepáis que me apetecía ya mucho volver. Ahora, poco a poco, os iré visitando a todos y poniéndome al día, ¡hasta pronto!.

Mi hermana y yo

54 comentarios:

  1. Me has hecho recordar otras vacaciones mías que fui por los mismos lugares que tú has estado ¡qué bien!
    Me alegro que estés de vuelta que hay mucha tela que cortar.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de leerte después de tanto tiempo, Tracy. Ya mismo me pongo manos a la obra con esa tela ;-)
      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  2. ¡¡Ay, Chelo,qué sorpresa verme en tu blog!! En palabras y en imagen, además. Fue una pena que el tiempo no diera para más, pero al menos tuvimos ese ratito para estar juntas y charlar de nuestras cosas.
    Me alegro de tenerte al fin por aquí. Se te echaba de menos.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por mostrarme también tu alegría por la vuelta, Rosa. Claro que no podía dejar de mencionar nuestro encuentro que, para mí, fue de las cosas emocionantes del viaje que, en sí, resultó una maravilla.
      No pudimos estirar como un chicle el tiempo que compartimos pero habrá otras ocasiones, ¡seguro!
      Un beso gigante

      Eliminar
  3. Qué viaje más bonito Chelo! Viajar en familia es una experiencia única e inolvidable!!

    Bienvenida a la rutina bloguera :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Clarita! Tienes razón, es una experiencia gratificante porque es como estar en casa pero fuera, así de simple.
      Gracias por darme tu bienvenida. Te visito en breve.

      Un besazo

      Eliminar
  4. Hola! Bienvenida! Veo que lo has pasado bien y me alegro mucho!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti también, Bea. Me alegra haber podido transmitir lo que dices, que lo he pasado muy bien.
      Un beso y hasta pronto.

      Eliminar
  5. Has hecho un buen viaje y que pena te has acercado a Bilbao y yo he ido varas veces. Desconozco los días de esa visita pero me hubiese gustado conocerte. Me alegro que te hayas encontrado con Rosa . Tiene que ser una señora muy entrañable. ME alegro de tu vuelta. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ohhh! No me digas eso, Mamen...En Bilbao estuve el día...2 de septiembre, sábado. A mí también me hubiese gustado mucho conocerte por lo entrañable que me resultas pero no pensé que vives muy cerca. ¡Otra vez será!
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Bienvenida, Chelo! Jo, recuerdo ese viaje a Asturias y Cantabria. Sin duda los lugares más hermosos que he visto nunca. Incluso, bebí de la fuente que hay en Covadonga. Dicen que quien bebe de ella se casa en un año... Pues lo hice sin planes de boda un agosto y el siguiente marzo me coloqué el anillo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué anécdota tan bonita nos cuentas, David. Pues...yo no bebí de la fuente, pero tampoco conocía ese "dicho".
      Muchas gracias por tu comentario; bien hallada me siento, de verdad que sí.
      Sé que tienes algo organizado por ahí y ya haré por enterarme bien ;-)
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Bien regresada al mundo bloggero, me alegra saber que tus vacaciones han sido magnificas, viajes, familia y amigos. Nos seguimos comentando. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Ester!! otra vez de vuelta al ruedo. No se si me creerás pero echaba de menos volver, a la vez que me costaba reengancharme.
      Prontísimo te leo.
      Un besazo

      Eliminar
  8. Bienvenida, Chelo. Me alegra que lo hayas pasado tan bien. Con semejantes paseos, para no hacerlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni te imaginas, Raúl...Si alguna vez cruzas el charco (y sin ánimo de desmerecer al resto de zonas de mi país) no dejes de visitar el norte, ¡los paseos por esas zonas son incomparables!
      Agradezco mucho tu bienvenida, ¡un beso!

      Eliminar
  9. Ante todo, bienvenida al mundo bloggero.
    Veo que has disfrutado al máximo de tu viaje y eso es estupendo. Las fotos son magníficas. No conozco el norte de España, nuesta tierra está rodeada de belleza por donde quiera que vas.
    Besos y me alegro de tu vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchaaas gracias, Julia. Y que lo digas...Aunque yo tampoco conozco todo tenemos un país bellísimo.
      Me alegra mucho que te gusten las fotos, porque me ha costado mucho seleccionarlas de entre la inmensa cantidad que hice.
      Un beso y, en nada, nos volvemos a leer.

      Eliminar
  10. En primer lugar, bien hallada de nuevo. Te hemos estado esperando, contando los días, jajaja
    Gracias por esa reseña ilustrada que me ha traído bellísimos recuerdes pues he recorrido la cornisa cantábrica en tres ocasiones y volvería a repetir. A San Juan de Gaztelugatxe fuimos (mi mujer y yo) en Octubre del pasado año con motivo de un viaje que hicimos a Bilbao y alrededores. Y subimos los trescientos y pico escalones!!!
    Santillana del Mar es una maravilla pero nunca he logrado visitar las cuevas de Altamira, ni las originales ni la réplica. ¿Sabes que a esta localidad la llaman la de las tres mentiras? Porque no es santa, no es llana y no tiene mar, jeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ¡seguro que habéis contado los días y me habéis puesto falta.!
      Me encanta tu humor, Josep Mª, pero más que coincidamos en eso tan peculiar como es subir los tropecientos escalones. Al bajar y volver, mi hermana, las niñas y yo nos enfadamos con mi cuñado y con mi sobrino porque nos "la habían colado" llevándonos allí, ¡estábamos exhaustas!
      De las cuevas te diré que las originales se hallan cerradas por el deterioro que ocasiona la ingente cantidad de visitas que recibían a diario, así que vimos la réplica (pero como me decía una amiga, "es como si vieras las originales, solo que te cuentan que no lo son").
      Y respecto a la ciudad de las tres mentiras, estando allí otra amiga me hizo esa pregunta cuya respuesta desconocía. Lo que no es mentira es lo fascinante que resulta.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. De verdad que sí. Muchas gracias por tu comentario, Susana. Espero estés de maravilla.
      Un beso

      Eliminar
  12. Hola, Chelo.
    Llevo poquito tiempo por tu blog, pero siempre es una alegría ver que quien está al otro lado de la pantalla vuelve, y más aún cuando ha disfrutado de las vacaciones.
    Conozco muchos de los sitios en los que has estado. Los paisajes del norte son espectaculares, en especial los de la costa. De hecho, desde que vi la séptima temporada de Juego de Tronos tengo muchas ganas de conocer San Juan de Gaztelugatxe.
    Y en cuanto a la comida, ¡está de vicio!
    Me alegro también de que Rosa y tú hayáis coincidido, es una de las cosas buenas de internet: que haces amigos a los que, con un poco de suerte, puedes conocer en la "vida real".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque lleves poco tiempo por esta, mi casa, eres siempre muy bienvenida, Sofía. ¡¡¡Ahhhh!!! Así que tú también entras en el cupo de esa gente que estaba en San Juan de G. por seguir la serie. Pues te voy a contar algo: a medida que nos acercábamos, se oían repicar campanas, con una cadencia de tres en tres, y yo pensé: "¿cómo pueden estar unas campanas repicando todo el santo día?". Mi sorpresa fue que, al subir a lo alto de la torre, hay que tirar tres veces de una campana que hay, ¡con la de gente que había no me extrañó que no dejara de sonar! (por supuesto, yo dí mis tres tironcitos a la campana).

      En otro orden de cosas, es magia (y, a la vez, una inmensa suerte) conocer a personas maravillosas a través de la red.

      Un abrazo, solete.

      Eliminar
  13. Hola, Chelo. Hice un viaje parecido hace unos años. En julio el sol en la llanura pega de lo lindo y el fresquito del norte se agradece. En cuanto a la quesada, ejem, preguntemos a la báscula.
    Bonitas las fotos con tu familia y nuestra compañera bloguera Rosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué tal, Gerardo? No dudo que julio sea la mejor época para viajar a la zona. Yo, en particular, no noté mucho cambio respecto a lo que estoy acostumbrada en el Mediterráneo (un poquito, si quieres, de buena mañana y al anochecer).
      ¡Ay las quesadas! Si supieras cuántas he comido con esto de que ya terminó la "operación bikini" ;-)

      Muchas gracias por tu comentario. Como a todos, te leo pronto.

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Bienvenida Chelo, una alegría volver a reencontrarte con este precioso viaje y ¡¡¡¡fantástico!!!! ese encuentro con Rosa, qué envidia (sana) me habéis dado.
    Muy bonitas las fotografías y tu relato porque está lleno de ternura y amor por todas partes. Preciós bonica.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso es tu comentario, Conxita. No me extraña lo de la envidia sana respecto al encuentro de Rosa y mío, pero si supieras lo que me acordé de todos vosotros y de nuestro último encuentro...
      Me alegra mucho que te gusten las fotos y estoy encantada de volver a leer vuestras letras. Ahora me falta "hincar el diente" a vuestros blogs.

      ¡Un beset enooorme!

      Eliminar
  15. Hola bienvenida, Chelo. Conozco Santillana del Mar, es preciosa, (la ciudad de las tres metiras)...
    Unos días estupendos conociendo lugares y costumbres.
    Me alegro que hayas disfrutado tanto de tus vacaciones.
    Un reportaje completísimo y ameno, enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mari Carmen! Poco te habré, pues, descubierto respecto a Santillana del Mar. Lo cierto es que yo ya estuve y, aunque recuerdo que me gustó, no me caló tanto como ahora.
      Agradezco mucho que hayas venido a darme la bienvenida y tus amables palabras.
      Un beso y hasta pronto

      Eliminar
  16. Tengo el privilegio de haber seguido tu viaje casi en vivo y en directo y me alegra tu regreso. Yo que no he tenido vacaciones este año, he revivido otro viaje parecido que hice en su momento, por algunos de los lugares que describes y nombras.
    Preciosa Cantabria con un patrimonio cultural y paisajista es incalculable. Como muestra vale un botón: nuestra querida amiga Rosa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di que sí: nuestra amiga Rosa forma parte del patrimonio cultural de Cantabria ;-)
      Por otra parte, me alegro de haberte rememorado virtualmente aquel viaje tuyo...
      Y no te preocupes, ya tendrás vacaciones en otro momento, amigo.

      Un besazo

      Eliminar
  17. Bonitas fotos, donde las vacaciones estarán siempre presentes.

    Bienvenida de vuelta a tu casa.

    Saludos y saludes, Chelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Julio D.! Tienes razón, las fotos tienen ese poder de asociar la mente al momento vivido (en este caso, a las vacaciones).
      Ya dentro de poco te hago una visita.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  18. Hooooolaaaaa CHeeeeloooo, jeje bienvenida al mundo virtual. Me encanta el norte de España, de punta a punta. Nostálgico viaje con tu familia: hermana y sobrinos y ese entrañable encuentro con nuestra Rosa. Uf, ahora para ponerte al día aquí, en las redes... bueno todo se estira mucho, comienza a tirar del hilo y ya verás, ya. Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Emeeeee! Espero que hayas pasado un fantástico verano. Como ves, aquí estamos de nuevo.
      Me alegra que coincidas conmigo respecto a la belleza de la zona, tú que has visitado tantos lugares.

      Y sí, ahora toca lo que tú dices o comentaba Tracy: tirar del hilo o cortar la tela en la red. Eso sí, poquito a poco para que no se rompa ;-)

      Un besazo y gracias por venir

      Eliminar
  19. ¡Bienvenida, Chelo!
    Qué bien que hayas vuelto, :). Pero de lo que si me alegro es que en todo este tiempo hayas disfrutado, que de eso se trata, de ser feliz. El viaje me parece precioso, en todas las fotografías se te ve una sonrisa enorme y encima ya reencontrarse con Rosa, es fantástico.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu expresividad, Irene, y por tu conclusión que comparto: no hay nada mejor que ser (o estar) feliz.
      El encuentro con Rosa tenía que darse sí o sí, y fue un rato genial y especial.
      Espero que tu verano haya ido viento en popa y me alegra mucho volver a 'hablar' contigo. Pronto te leo, amiga.

      Un fuerte beso

      Eliminar
  20. Qué placer y qué alegría tenerte por aquí de nuevo, queridísima Chelo, y mucho más si te re-estrenas con un post taaaan "tú". No queda duda de que han sido unas vacaciones geniales y de que tu familia y tú habéis tenido la inmensa suerte de poder disfrutarlas juntos. ¡Eso no tiene precio! Creo que tendrás buenos recuerdos de sobra para el año entero :))

    Lo de poder haberos reunido Rosa y tú, aunque fuera un ratito, es un plus maravilloso. Yo creo que no se puede pedir más y me alegro mucho por ambas.

    Te dejo un millón de besos, ¡ya vamos estando todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Julita! Ganas tenía ya de 'hablar' contigo. Imaginaba que habrías vuelto antes que yo, y es que a mí me ha costado un poco por culpa del trabajo tan agobiante que suelo tener en septiembre (y porque también he "vagueado" un poquito).
      Me ha resultado muy agradable leer que el post te parece muy "yo", ¡gracias, tesoro!
      Ahora lo recuerdo todo con ese pelín de nostalgia que suele aparecer pasados los días, pero siempre pienso que la vuelta a la normalidad también hay que cogerla con ganas (de lo contrario estaríamos perdidos).

      Lo de reencontrarme con Rosa salió bien y, con ese paso del tiempo del que te iba hablando, pienso que quién me iba a decir a mí hace años que iba a ser...¡emocionantísimo!

      Otro millón de besos para ti, y en nada te visito (a ti y a 'la Comunidad').

      Eliminar
  21. hola! maravillosas fotos,para unas hermosas vacaciones, bienvenida! hermosisima esa foto donde vas de camino con tu hermana(me han saltado las lagrimas porque yo hace dos años perdi a la mia por una enfermedad)y la tuya transmite mucho amor, gracias por compartirla! saludosbuhos.Pitu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, Pitu! Siento haberte entristecido indirectamente con la foto, pero más aún que perdieras a tu hermana. Es algo terrible.
      Gracias a ti por venir y, en especial, agradezco mucho la sensibilidad que destila tu comentario.
      Un abrazo, buhíta.

      Eliminar
  22. ¡Hola, Chelo, mi querida bloguera!
    Me alegro un montonazo de tu regreso, ya pensaba que te quedarías más tiempo disfrutando de las vacaciones veraniegas, te extrañaba y te doy una generosa bienvenida.

    El viaje que nos cuentas y muestras, es SENSACIONAL, quizá porque también me llevaste a una etapa de mi pasado en el que estuve por dos veces por Santillana del Mar y tuve la gran suerte de ver las cuevas de Altamira, las originales que fue solicitada la visita con dos años de antelación.

    Estuvimos por Cantabría, Asturias... y por supuesto, subimos a los lagos de Covadonga, una maravilla conocer esos lugares que tengo la intención de volver. No sé si conociste un pueblo que me encantó, "Cangas de Onis" ahora supongo que habrá cambiado, cuando fui con mi marido era un pueblo encantador y amable la gente.

    En fin, Chelo, que no imaginas la ilusión que me ha hecho tu regreso y conocer tu recorrido estival. Me alegro de que disfrutaras de todos los detalles y reunieras con tu amiga, Rosa Berros.

    Gracias, guapa.
    ¡Un fuerte y cálido abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué reconfortante resulta volver y encontrarme con comentarios como el tuyo, querida Mila, ¡mil gracias!

      No me extraña que afirmes que volverás a los lagos de Covadonga porque es de lo más bonito que he visto. En cambio, no he estado en Cangas de Onis, ¡quizás a la próxima!

      Si te digo la verdad, el viaje fue lo mejor de las vacaciones, pues el resto de las mismas disfruté sin hacer nada del otro mundo. El hecho de que, además, pudiera quedar con Rosa en Santander hizo que el viaje fuera extraordinario.

      Agradezco tu comentario con un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  23. Bienvenida a los mundos virtuales, Chelo.
    Asturias y Cantabria son lugares preciosos para perderse en las vacaciones y disfrutar también de su gastronomía, como bien has hecho tú. Me apunto el nombre del restaurante por si un día regreso por aquellos lares ;)
    Se nota que te lo has pasado muy bien.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Erika!! Somos muchos los que coincidimos en que el norte es precioso. Y has hecho bien en anotar el nombre del restaurante porque, aunque me parecieron exageradas las cantidades de los platos, reúne las tres "b" (bueno, bonito y barato).
      Iré pronto por tu casa, ya que voy leyendo vuestros blogs siguiendo un cierto orden para así no agobiarme (sé que lo entiendes).
      Un beso muy fuerte

      Eliminar
  24. ¡Maravillosa crónica, maravillosas fotos! Y que hambre me entra al leerte. ¡Bienvenida de regreso, Chelo! Qu londas vacaciones pasaste con tu familia. Santillana del Mar es hermoso, bueno todo el norte.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto mismo le acabo de decir a Erika. Por lo demás, ¡muchas gracias por tu cálida bienvenida y tus palabras, Myriam! Me consta que tú nos has parado ya que me llegaban tus entradas al correo, ¡estás hecha una "crack"!
      Un beso y hasta muy pronto

      Eliminar
  25. Bienvenida Chelo, se nota que has recargado las pilas con el verano.
    Nos traes un recorrido fantástico con fotos y encuentros que me ha parecido una crónica del verano con todos los ingredientes de la felicidad.
    Me alegra comprobar que hemos coincidido en elección de lugares del norte, como San Juan de Gaztelugatxe (Bermeo), pero tu recorrido ha sido más largo e intenso (y gastronómico jejeje).
    Bueno Chelo, un gustazo leerte.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gusto es mío siempre al leer tus comentarios, Xus. Es precioso lo que dices, ¿qué mejor ingrediente que ese?
      Y vaya casualidad si llegamos a coincidir en San Juan de G., aunque hubiera sido muuuy difícil reconocernos físicamente porque ya viste lo concurrido que estaba el lugar.

      Un abrazo enorme. Me ha gustado mucho verte de nuevo por mi casa.

      Eliminar
  26. Conozco la mayoría de los sitios que has visitado (menos Roca Dragón, digooo San Juan de Gaztelugatxe) y me has dado mucha envidia. Una buena combinación de paisajes preciosos, buena gastronomía y estupenda compañía.
    Pero lo que más envidia me ha dado ha sido tu reencuentro con Rosa.
    Jooo.
    Bienvenida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has hecho un resumen estupendo de lo que fue el viaje e intenté plasmar en el post.
      Te digo más: como no sigo Juego de Tronos, no recordaba el nombre que has indicado, así que gracias por recordarlo en tu comentario. Ahí queda para los seguidores que reconozcan el lugar en la foto.

      Y lo otro, lo sé, querida Kirke. A mí me hubiera pasado tres cuartos de lo mismo, para qué voy a mentir...

      Muchas gracias por tu bienvenida, ¡un beso gigante!

      Eliminar
  27. Guapa! Veo que te lo has pasado muy bien este verano y has hecho muchas cosas, además de un viajecito que tiene muy buena pinta!
    Un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, María. Lo he pasado fenomenal y el remate a las vacaciones fue ese viaje. Ahora a esperar las próximas ;-)
      Gracias por venir, ¡un beso, solete!

      Eliminar

♥Tu opinión es muy importante para mí♥