jueves, 4 de mayo de 2017

Algo (más) sobre mi madre


Dado que este domingo es el Día de la Madre, os contaré más cosas sobre mi madre (de la que ya hablé con ocasión de este día en este post y en este otro). 
Tenía 22 años cuando nací yo y, como ya he dicho alguna vez (podéis verlo en esta entrada), mi hermana Isabel llegó exactamente 11 meses después. 
A la pobre criatura la consideré una "roba-mamás" porque yo estaba loquita por la mía nuestra.

Aprendió a cocinarle a mi padre con una sola mano porque con el otro brazo me sostenía a mí, hasta que un día, haciendo una tortilla, me salpicó el aceite y nunca más quise acercarme con ella a la cocina. 

Con mi padre (al que adoro) yo no quería ir nunca porque recuerdo que me asustaba el hecho de que me moviera uno de sus pies enfundado en un calcetín negro tratando de jugar conmigo. Era mi hermana la que siempre estaba con él, al igual que con mis tías y abuela que vivían abajo, ¡qué otro remedio tenía la pobre si yo no me separaba de mi madre! (se puede ver hasta en las fotos, yo soy la que está cogida de su mano y la que le coge por el hombro).

En casa siempre me recuerdan que un día me dejó con ellas, tías y abuela, para poder acercarse a una tienda que estaba muy próxima a comprarse concretamente unas medias y que, al volver, desde la misma esquina, vio a todas en la calle haciéndole aspavientos y gestos para que corriera, como si se estuviera quemando la casa, y a mí llorar como si se acabara el mundo. Por lo que dicen, yo creía que mi mamá no iba a volver (por lo que cuentan escuché aquello de que se "escapaba" un momento).

A mi h
ermana le cantaba esta canción de Antonio Machín: "Isabel, eres la flor más perfumada que hay sembrada en el jardín de mis amores" y como Machín no cantaba ninguna con mi nombre, se inventó que escribió para mí esa suya que dice: "Mira que eres linda, qué preciosa eres.Verdad que en mi vida no he visto muñeca más linda que tú ".

Precisamente, tanto mi hermana como yo éramos mucho de jugar con muñecas, pero cuando teníamos alguna riña (porque ella tenía la singular costumbre de cortar el pelo a las mías) me decía una cosa terrible para mí, siendo niña como era: "tienes la nariz aguileeeña". Y me cogía cada berrinche...Supongo que de aquellos barros vienen estos lodos.
Un buen día mi madre acabó con estas trifulcas preguntándome: "¿A ti te gusta la nariz de mamá?" y, al decirle yo que sí (¡cómo no!), añadió: "Pues tú la tienes igualita"
Nunca más lloré (por eso en concreto, quiero decir). Y que conste que no tengo la nariz 'aguileña', pero tampoco tan bonita como la de mi madre, las cosas como son.

Cuando me independicé vino conmigo a todas partes, con una paciencia infinita, ayudándome en la tarea de amueblar el piso en el que vivo y, hoy en día, es la persona cuya compañía más me agrada, tanto para ir de compras, como para tomarme un café con una pasta.

Porq
ue si hay alguna persona hecha de buena pasta, ésa es mi madre, la que cocinaba conmigo en brazos, la que me dijo que mi nariz de niña era como la suya y la que se inventó que Machín escribió una canción solo para mí.


 

60 comentarios:

  1. ¡¡¡Me encanta!!! Mi hermana y yo también vestíamos iguales, qué tiempos tan buenos.
    Tu madre es lo más, tenemos suerte de tener personas así en nuestras vidas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gema. Sí, nosotras vestíamos igual, de hecho pasábamos por mellizas.
      Así es, para mí, mi madre es lo más de lo más.

      Un beso y que tengas mañana un feliz día, como madre que eres.

      Eliminar
  2. Imposible, mil veces imposible, diez mil, un millón de veces imposible, no querer a la mamá. Imposible.

    Saludos y saludes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imposible hasta el infinito, Julio D.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Qué suerte tenerla todavía. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LA verdad es que sí, es una suerte y algo tiene que ver la genética porque su abuela vivió muchos años, su madre (mi abuela) aún vive con 94 años y ella, hoy por hoy, está fantástica de salud.

      Un beso y gracias por venir, Susana. Feliz Día de la Madre también.

      Eliminar
  4. Que bonito canto a tu madre, y que suerte poder tenerla contigo, no entro en comparaciones pero la mía tambien es la mejor madre, y con ella he ido de compras, hemos compartido muchas cosas, pero ahora ella lo ha olvidado todo, incluso ya se está olvidando de las palabras. Disfruta de su compañia y dile muchas veces que la quieres. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así, Ester. Para todo el mundo la nuestra es la mejor. No en vano es quien nos trae el mundo, nos cuida, nos enseña... En definitiva, somos lo que somos gracias a toda la labor de ellas, de nuestros padres.
      Me llega al alma lo que me dices de la tuya. Cuídala y mímala mucho ahora tú, que aunque esté olvidando las palabras, eso seguro que lo nota y aprecia.

      Un abrazo, para ti y otro para ella. Felíz día el de mañana.

      Eliminar
  5. Es hermosa, por fuera, por dentro.
    No me extraña que la quieras tanto.
    Disfrútala siempre. No todos tienen
    (tenemos) esa enorme suerte.

    Abrazos y ¡feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tan bonitas palabras, Myriam. Y no te equivocas, la quiero todo lo que pueda parecer y más aún. No me planteo la posibilidad de estar algún día sin ella. Por tanto, siento mucho lo que dices respecto a ti.

      Un abrazo muy fuerte, que tengas mañana un feliz Día de la Madre.

      Eliminar
  6. Te puse comentarios en las entradas antiguas
    que enlazaste. Una delicia de recorrido,
    me voy caminando sobre las nubes (que no me cuesta,
    también soy de aire, como tú pero de acuario)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miles de gracias por molestarte en comentar en esas antiguas entradas y por avisarme (ya sabes que de tus comentarios no me entra aviso por correo electrónico).

      ¡Precioso lo que dices de que te vas caminando sobre las nubes y no te cuesta! gracias otra vez.

      Eliminar
  7. Qué bonito Chelo!! Las madres son únicas y no hay nada ni nadie que las pueda comparar o sustituir... por algo dice el refrán que madre no hay más que una.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que los refranes encierran mucha sabiduría. Y las madres, también. Por supuesto que no son comparables ni sustituibles, son únicas e irrepetibles.
      Gracias, Clara.
      Un beso enorme, princess.

      Eliminar
  8. Tu madre ha de ser todavía joven si solo te lleva 22 años. Es bueno que te lleve tan poco tiempo, así te acompañará más y eso eso es una fortuna si te llevas bien con ella, y por lo que dices, es evidente que sí, puesto que es con quien más disfrutas ante un café. Tienes mucha suerte, Chelo, en ese aspecto. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, no es una diferencia lo que se dice grande grande.
      He puesto el ejemplo del café porque todos los días espera a tomarlo a que yo llegue a su casa a comer y para mí ese momento, junto a ella y mi padre, es delicioso (también te digo que quieren que lo prepare yo) ;-)
      Es ella también la que me da el empujón cuando dudo en algo.
      En fin, que sí, que es una suerte tener su compañía.

      Un beso muy fuerte y gracias por tu comentario, Ángeles.

      Eliminar
  9. Hola! Yo a mi hermana también la considero roba mamás, porque estaba con varicela cuando nació y siempre le decía a mi madre que estaba malita y me había dejado con la abuela para ir a buscarla en vez de cuidarme, jajajaja! Bonita historia!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que también querías "dedicación exclusiva" como yo, y es que hay que ver cómo somos de niños...
      Gracias por tu anécdota y por tus palabras, Bea.
      Un beso

      Eliminar
  10. Qué cosa más bonita de post, Chelo. Espero que se lo enseñes a tu madre, porque estoy segura de que le va a encantar y la va a hacer sentir muy orgullosa :))

    No sé si lo he dicho antes con ocasión de alguna de las anteriores entradas, pero tu madre me parece guapísima. Y tú, de peque, una auténtica lapita pegada a su mami jajajajja. De aquella unión viene vuestra actual relación, que sigue siendo especial por lo que cuentas. Me alegro mucho por ambas :))

    Gracias por esas fotos tan entrañables, querida. Me recuerdan a algunas que tenemos en casa, con ropa y peinados pasados de moda pero con todo el sabor a familia.

    Un beso enorme, Chelo. ¡¡Genial tu post!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te voy a confiar un secreto, Julita: ella tiene una tablet que solo usa para leer porque le gusta mucho hacerlo.
      Mi sobrino le creó esta semana una cuenta de correo electrónico (no sé para qué, la verdad, porque no le hace ninguna falta), y lo que he pensado es que le enviaré un correo con este post (le tendré que avisar y lo tendré que abrir yo, supongo...).

      Hecha esta confesión, que mereces, quiero que sepas que me hincha como un globo que digas que te parece guapísima, y que me provoca risa lo de "lapita", ¡lo era, amiga!

      Dudaba si poner las fotos, pero es que son como un fiel testimonio de lo que quería transmitir. Creo que a ella le gustará verse.

      Un abrazo fortísimo y muchas gracias por tus palabras siempre tan cariñosas, Julia.

      Eliminar
  11. Desde luego sin duda eras toda unja muñequita linda. Has cambiado poco.
    Cuanta ternura destilan tus letras. Amor de madre que son las que lo inventaron en esta tierra. ¡Gloria a ellas!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el piropo, amigo ;-)
      Tienes razón en que las madres inventaron ese tipo de amor, ¡mil gracias por tu bonito y efusivo comentario!
      Un besazo para ti y otro para la tuya en el día de hoy.

      Eliminar
  12. HAY MUCHA SENSIBILIDAD EN TUS LETRAS. SE NOTA EL AMOR.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que así lo veas, ReltiH. Mil gracias por tus palabras.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  13. Preciosa esta entrada dedicada a tu madre así como esa relación tan especial que os une. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡PRECIOSP!!!

      Aprovechas todos los días que la tengas cerca. Un día se irá y su recuerdo por muchos años que vivas jamás la olvidarás, como me pasó a mí hace tiempo. Yo también supe que he tenido la mejor amdre del mundo...
      ¡Cuántas cosas bonitas y entrañables me has hecho revivir, Chelo!
      Gracias por compartir tan maravillosa entrada con nosotros.
      Feliz Día de la Madre a todas.
      Un besote.

      Eliminar
    2. Es una relación 'tan de todos los días' que, a veces, olvido que es 'tan especial' como tú dices.
      Mil gracias, Marina.
      Te mando un beso muy fuerte.

      Eliminar
    3. Ay, Mari Carmen, jamás pienso en eso. Me creo que va a ser eterna...
      Siento lo que dices respecto a la tuya; seguro que fue la mejor del mundo para ti y que su recuerdo llevas siempre contigo.
      Te agradezco mucho tu comentario y tu consejo.
      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  14. !!!!Chelo¡¡¡¡¡ qué preciosa entrada, cuánto amor y admiración hay en tus letras, precioso y las fotos qué entrañables. Me ha encantado todo el amor que encierran tus letras. Emocionante.
    Un petonàs per a tu i la mare.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que te haya gustado, Conxita, y que hayas captado ese amor y, sobre todo, esa admiración que le tenía cuando era pequeña y que le sigo teniendo por muchas cosas que demuestra en el día a día, a mí y a toda la familia.
      Muchas gracias, y te felicito a ti en este día como buenísima madre que seguro que eres.
      ¡Moooolts besets!

      Eliminar
  15. Precioso y emotivo homenaje a tu madre. Como dice Mari Carmen más arriba, disfrútala mucho. La mía aún vive y me gustaría disfrutarla más, pero el no vivir en la misma ciudad hace que sea más esporádico el tiempo que paso con ella.
    Un beso y feliz día de la madre. Yo lo celebraré el próximo finde que es también el cumpleaños de mi hijo e iré a León.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu consejo, amiga. Claro, la distancia es un handicap para ello, pero seguro que el tiempo que pasas con ella es de calidad, que es muy importante a falta de la frecuencia que desearías.
      Como le decía arriba a Conxita, felicidades por cómo eres como madre, y también felicidades a tu hijo por su próximo cumpleaños.
      Un beso a los dos

      Eliminar
  16. Bellísimos y entrañables recuerdos. Y lo que los hace más especiales es que valoras todo ello con la fortuna de tenerla todavía a tu lado. Cuando los padres nos faltan, siempre rememoramos esas anécdotas y bellas historias, pero lo más bonito es saber apreciar todo lo que han hecho con nosotros y por nosotros cuando todavía estamos a tiempo de decirles a la cara "te quiero".
    Un abrazo y feliz día de la madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gran comentario, me dejas feliz. Efectivamente, hay que saber reconocer las cosas mientras todos estamos aquí, en este mundo.
      Que sepan por nuestra boca (o por nuestras letras) lo importantes que son. Si no lo decimos como hijos, ¿quién se lo va a decir?
      Gracias por tu deseo, Josep Mª.
      Espero que tengas buen día, aunque no sea el de los padres (en masculino) ;-)

      Eliminar
  17. Siempre consigues emocionarme, es un post precioso y espero que a tú madre le guste mucho. La verdad mi madre la veo poco pero los ratos que estoy con ella me saben a gloría, en fin, es lo que tiene vivir en distintas ciudades, hay semanas que si voy dos veces a Alicante, me paso aunque sea a tomar un café.
    A mi tengo una anécdota muy graciosa, cuando eramos pequeños mi madre decía que se sentía una gallina, porque nos peleábamos los tres hijos por ir de su brazo, jeje, valen mucho nuestras madres y ahora que yo lo soy me encanta que mi hijo me mande un whastapp diciendome que me quiere, eso no tiene precio. un beso Chelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si consigo emocionarte, tú tienes parte de culpa por ser tan sensible, ¡gracias, Tere!
      Te pasa lo que a Rosa, que también la tienes un poquito lejos a la tuya, pero qué bonito que digas que esos ratos te saben a gloria.
      Tu anécdota es preciosa, ¡es que no hay nada como los brazos de una madre cuando eres pequeñ@!
      Que tengas un feliz día, que tú también eres una madraza con tu hijo.

      Eliminar
  18. Hola Chelo, dudaba de leerla porque me iba a emocionar muchísimo, y luego piensas, como no voy a hacerlo si es algo tan especial para ella. Y así es, pero le das esa chispa que soy tu puedes hacer que me sonría con tus recuerdos. Me alegra mucho haberla leído y recuerda, disfruta cada momento porque luego te darás cuenta que imitarás sus expresiones, sus pensamientos, hasta sus movimientos porque son el legado que nos dejan, nuestras protectoras, nuestras abrazadoras, las que no querrán por encima de todo. Ya me hubiera gustado haber sacado la nariz de mi madre (tan bonita), la tengo "porrona" como mi "pae" jeje pero me quedan todas las cosas bonitas que te he contado. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuánto agradezco tu confesión tan sincera, Eme, y por supuesto, tus palabras para con mi post.
      Tienes mucha razón en lo que dices respecto al legado que nos dejan las madres. A veces, son legados en vida, porque es en vida cuando ya tenemos mucho de ellas. A mí en concreto no hay nada que me guste más que oír que me parezco a ella en lo que sea, hasta en el gesto más insignificante del mundo.

      Gracias por hablarnos de la tuya con tanto sentimiento, linda (y seguro que tener la nariz como la de tu padre es un honor también para ti).

      Un abrazo muuuy fuerte, Eme.

      Eliminar
  19. Qué hermosos recuerdos y que lindo post para tu madre. Y ¡qué linda tu vieja!, ja, ja.
    De chitita no tanto, pero ahora sí tenés un aire a ella.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueeeeno, que me veas un aire a ella me hincha como un pavo, Raúl O. ;-)
      No te equivocas respecto a mi "vieja", como tú dices. Era (y es) muy guapa, ¡la más del pueblo, decían en su día!

      Besos

      Eliminar
  20. Qué homenaje tan bonito a tu madre, Chelo. Igual que en aquel primer post con los cuadros que ella pinta, aquí muestras el amor inmenso que le tienes y que ella ha sabido ganarse a pulso.
    Siempre que se acerca el día de la madre o la fecha del cumpleaños de mi madre, intento escribir algo sobre ella, pero como ya no la tengo a mi lado me resulta muy penoso y no soy capaz de escribir una línea sin ponerme a llorar. Ojalá, algún día pueda escribir algo tan bonito como lo que escribes tú, o parecido.
    Besos para ti y para tu maravillosa madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedo entender lo que dices y me entristece. Yo tampoco sé si sería capaz de escribir algo sobre ella si no la tuviera a mi lado, pero respecto a ti estoy segura que dentro de nada lo harás con tu particular forma de escribir ya que me basta recordar las palabras que le dedicas en tu tesis.
      Gracias por tu bonito comentario, por recordar esa pasión que siente por la pintura la mía y, cómo no, felicidades por ser la madre que eres.
      Un fuerte abrazo, compañera.

      Eliminar
  21. ¡Qué precioso post, Chelo! Me he emocionado un poco, fíjate... Y ha sido maravilloso verte de pequeña con tu madre y con tu hermana. Os deseo que mañana paséis un día genial. ¡Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola D.P.! Ohhh, lo siento pero, a la vez, me encanta haberte emocionado. La verdad es que el trío de chicas que has visto en las fotos (mi madre, mi hermana y yo) podíamos con mi padre ;-)
      Gracias por tus deseos para el día de hoy, ha sido muy bonito a la hora de comer.
      Un beso gigante y gracias a ti por tus palabras.

      Eliminar
  22. ¡Qué maravilla Chelo!! Un pequeño homenaje para tu madre que seguro le emocionará, bueno, me he emocionado yo también. Lo has plasmado con mucha frescura y a la vez con la ternura del amor y del recuerdo. Me ha encantado, te felicito.
    Un fuerte abrazo y que disfrutes del día de mañana y de muchos muchos más. Besazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a mi blog, Xus. Estoy realmente encantada de que estés aquí, en mi casa, pues te veía por Google+

      Te digo, como a D.P, que me alegra haberte emocionado y te agradezco muchísimo tus palabras y tu deseo de que disfrute este día.

      Un abrazo y hasta ahora mismito, prepárame un café que voy para tu casa ;-)

      Eliminar
  23. Bellísimo gesto el de tu madre al dedicarte esa canción de Machín. Me has recordado algo que me comentó la mía cuando era pequeña. Como dinero no había, mi madre pidió para Reyes un muñeco que fuera pareja de su muñeca. Mi abuela, esa noche, cogió la muñeca y le cortó el pelo. También le cosió unos pantalones y una camiseta. Al día siguiente, mi madre tuvo ese muñeco, pero no la muñeca. Me estremece pensar en ese instante de ilusiones y desilusiones, tanto para mi madre como para mi abuela. Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué entrañable anécdota, David. Si es que antes se usaba mucho el ingenio con tal de satisfacer las ilusiones, que no caprichos, de los niñ@s. Tu abuela fue una excelente Maga ;-)

      Respecto al gesto de mi madre de dedicarme la canción viene de que a ella le gustaba mucho canturrear; de ahí que nos dedicara esas canciones y se inventara eso para mí.

      Un beso, David. Te doy la bienvenida a mi casa pues te había leído en blogs amigos y tus comentarios me parecían siempre muy interesantes. Te visito ahora mismo.

      Eliminar
  24. Que bonito, Chelo. Espero que tu madre lo lea porque es una preciosidad de dedicatoría. Si es que las madres siempre están ahí para cuidarnos y preocuparse y sin ellas no sé qué haríamos.
    Me ha encantado tu preciosa entrada! Un besote fuerte :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, pues mira, te cuento: mi madre lo leyó después de comer y, además de emocionarse, le proporcionaron carcajadas las anécdotas que cuento en este post. Dijo que, efectivamente, era una lapita (como me decía Julia más arriba), pero que le gustaba mucho que fuera así.

      Tú lo has dicho, sin ellas este mundo no es ni será igual.
      Te agradezco mucho tu comentario tan cariñoso, linda.

      Un beso muy fuerte

      Eliminar
  25. Qué bonito, Chelo. Aparte del texto, me encantan las fotos. Tenéis cara de ser dos niñas muy buenas, aparte de peleas con nariz de por medio, jaja. Si te contara la de lindezas que nos regalábamos mis hermanos y yo...Mi madre también me tuvo joven (20 años), es curioso cómo ha cambiado todo en apenas una generación. Eso sí, mi relación con ella no es tan cercana como en tu caso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, éramos muy buenas (y somos, jaja). Crecimos juntas, evidentemente, y siempre hemos estado muy unidas entre nosotras y a mi madre.
      Por lo que dices, poca diferencia de edad hay entre tú y tu madre, pero cierto es que hay cambios generacionales abismales.
      Lo que me alegra saber es que en todas las casas los hermanos se regalan "lindezas", como tú dices. Quizás el roce las provoca, ¿no?
      Gracias por tus palabras y por venir, ¡un abrazo, Gerardo!

      Eliminar
  26. Cuántos recuerdos entrañables, Chelo.
    Me temo que tenías algo de mamitis ¿no? jajaja
    Este post se lo tienes que leer a tu madre, seguro que se emociona.

    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Erika! pues sí, estaba lo que se dice muy "enmadrada", hasta el punto de lo que he contado. Menos mal que al crecer me fui despegando.
      Ayer le envié el post, y le gustó mucho. Se emocionó y rió, a partes iguales. Ahora quiere pintar las imágenes que puse de cabecera y pie de post, ya que le encantaron.

      Un beso, pretty

      Eliminar
  27. ¡Qué hermosos recuerdos! y mejor aún, que queden como estampas vivas dentro de tu corazón y alma. Esa complicidad con tu madre y que sigue vigente con tanto amor y entendimiento de lo que significó para ti en tu niñez, y más tarde en tu madurez.

    Me alegro mucho de que las dos podáis aún compartir tertulia y lo que haga falta. Un post dedicado a tu madre que es toda una delicia leerlo, Chelo. Gracias por mostrar tus sentimientos y esas fotos del pasado que también están con vida.

    Un beso muy grande, querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mila! qué ilusión me hace leerte de nuevo. No me vas a creer pero ayer precisamente, ya tarde, leí tu reciente publicación pero ya no te pude comentar, ¡casi telepatía!

      Respecto a mi post, me alegro que hayas captado ese entendimiento y lo importante que fue para mí (imagino que como a todos) mi madre durante mi niñez y ahora. Ahora pienso que algo haría o tendría para que yo sólo tuviera ojos para ella y solo quisiese estar con ella ;-)

      Te agradezco mucho tus palabras y el afecto que en ellas me transmites.

      Un besazo, amiga.

      Eliminar
  28. Qué bonita relación tenéis, de verdad. Envidiable :) Un buen homenaje ahor que se acerca su día, que es también el tuyo. Ojalá dure mucho tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holden, tu comentario me deja desconcertada ya que el día de la Madre fue el pasado domingo y, por otro lado, no es mi día. No sé qué te ha podido confundir...

      Lo de la buena relación sí es cierto, ¡gracias por considerarla envidiable!

      Un beso

      Eliminar
  29. ¡Ay! Chelo, qué bonita forma de contar que tienes. Este texto despliega ternura desde el principio al fin. Esta historia tan bien acompañada con las imágenes que pones deleita en grado sumo, y al mismo tiempo enaltece el contenido por el valor que le das a la relación con tu madre. Excelente narración, te ha quedado de maravilla, es un placer leerla.
    Un beso.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corroboras con tu comentario que hice bien en poner las fotos, ya que al principio dudé.
      Siempre tienes la amabilidad de aludir a mi forma de contar, y te la agradezco mucho, Ariel. Te diría eso tan manido de que "no sé hacerlo de otra manera".
      Tú sí tejes verdaderas maravillas con las letras. Te debo una visita, amigo, soy consciente ;-)

      Un beso muy fuerte

      Eliminar

♥Tu opinión es muy importante para mí♥