lunes, 14 de septiembre de 2015

¿Torera yo?

No es que haya estado mes y medio de vacaciones, ni mucho menos...
 Es que hasta ahora me ha sido materialmente imposible sentarme a escribir.
 Y he de reconocer que he echado mucho de menos este mundito, tanto escribir en mi blog, como leer y comentar en los vuestros.
Como lo bueno se acaba (y lo malo también, faltaría más), aquí estoy.

 ¡¡¡¡¡¡HOLA DE NUEVO A TODOS!!!!!!

He querido aprovechar este primer post postvacacional para contaros algunas de las cosas que me han sucedido este verano.

¿Habéis subido alguna vez a algún tren turístico? seguro que sí.
¿Ha embestido alguna vez un tren turístico vuestro coche? seguro que no. 
Pues a mí sí, como lo leéis...El día antes de mis vacaciones estaba estacionada enfrente del chalet de mi hermana, y de repente, oigo un gran ruído y revuelo en la calle. 
Salgo y me encuentro con que un trenecito de esos me había rascado todo el lateral del coche, me había reventado la rueda trasera y roto el retrovisor.
El conductor me decía que él no había sido y los pasajeros, ojipláticos, se tiraban las manos a la cabeza mirando los desperfectos de mi coche. 
Fuí corriendo en busca de un policía que estaba en un punto cercano, y al que casi llevo literalemente del brazo hasta el lugar de los hechos y, mientras el chófer decía: "oiga, que me he de ir, que tengo que seguir transportando gente", y el policía le respondía: "usted no se mueve de aquí hasta que yo le diga", otro trenet que venía a toda prisa arrolla el coche de mi cuñado, también aparcado en la puerta de casa (¡a la espera de que retiraran un vehículo que estaba estacionado en su vado!). Porque no era momento de bromas, sino le grito lo de ¡cuñaooooooo! 
Os puedo asegurar, ya que no hablo de películas hoy, que la escena fue de película, y diría que de las de ficción, vamos.

Al pobre policía se le amontonaba la faena y solicitó refuerzos, llegando en seguida una patrulla.
Mi hermana, en plan colaborador, decidió llamar al seguro y no tuvo otra ocurrencia que decir: 
-"Buenas tardes, mire, que nos han arrollado unos trenes...
-Por el amor de Dios, señora, dígame ¿han habido muertos?" le preguntaban al otro lado del teléfono. 
No es caso de broma, pero es que mi hermana no estuvo muy fina que digamos.

Y no os sigo contando porque la batalla entre los seguros (nuestros y los de los dichosos trenets) resultó ser una odisea difícil de olvidar.

Así que, haciendo gestiones y papeles, empecé mis vacaciones. Y paciencia me sobró para aguantar todo el mes sin vehículo.
Por supuesto, ahora me queda soportar la guasa cada vez que vemos uno de esos trenecitos:
-"¿Qué? ¿te apetece dar una vueltecita?"

Por otro lado, una antena de esas de internet en la azotea de mi finca (en un lugar que a nadie molesta y cuya existencia yo ignoraba), contratada por un par de vecinos, hizo que yo, que soy como una balsa de aceite excepto cuando me enfado mucho muchísimo, me pillara un cabreo tan grande como una plaza de toros. Y nunca mejor dicho, luego me entenderéis...

Que si yo, como Secretaria de la Comunidad de vecinos, sabía que estaba ahí la antena (¡ni que me paseara por el tejado todos los días o fuera un guardia jurado controlador de antenas!), que si yo estaba "compinchada" con los dos vecinos que se la instalaron, que si los vecinos, a su vez, estaban "compinchados" con el instalador, que ya se sabe que eso se paga muy bien...¡por favor! la gente ha perdido el norte y busca corrupción hasta entre vecinos, Presidentes y Secretarios de comunidades.

Convoqué rápidamente una reunión extraordinaria y confieso que me puse un poco bravita, aunque se me rompiera la voz en algunos momentos.
Puse los puntos sobre las "íes", y lo digo con mucho orgullo porque todo el mundo estuvo de acuerdo con lo que dije (y hasta me llevé un aplauso final).
Tras el mismo, y a pesar de que todo resultó ser habladurías de un único vecino, anuncié que, después de nueve años al frente de la comunidad con mucha dedicación, renunciaba a seguir  porque me parecía tremendamente injusto y porque mi paciencia ya no alcanzaba a  tolerar faltas de respeto, ni que se pusiera bajo sospecha que soy una persona íntegra.

Cuando se acabó la reunión, mi hermana que en ese momento llegaba, vió salir del edificio a Vicentica, una vecina ya de cierta edad que, cogida del brazo de su marido, le iba diciendo respecto a mí: 
-"ah pues... torera, torera...". 

Y así acabé mis vacaciones, esta vez con el traspaso de poderes papeles.

Y aunque todo esto con el tiempo quedará como algo anecdótico y que, de hecho, no ha impedido que disfrutara muchísimo del verano saliendo con mis amigos, cierto es que la vuelta al trabajo y mi reencuentro con mis viejos y archiconocidos "papeles", esta vez han sido realmente muy gratos, al igual que retomar por aquí mis trabajitos pendientes  ;-)








37 comentarios:

  1. Apreciada amiga, te envidio el sentido del humor, porque si a mi me pasa todo lo contado, no recupero la sonrisa hasta fallas. Porque en fallas siempre sonrío. Por cierto, ¿donde vives? con los trenes a pares delante de tu puerta. Supongo todo se solucionaría favorablente, así te lo deseo, y bienvenida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que dónde vivo, Marcos? en un punto neurálgico del Arenal Sound, ¿te suena? ;-)
      Supongo que sí, porque si me hablas de fallas muy lejos no andamos.

      ¿Y si te cuento que todos los "sounders" se venían a hacer "selfies" junto a nuestros coches, cubata en mano, cómo te quedas?
      Luego pensé: ¿que no se habrían tomado uno (o más de uno) los conductores?

      Y, encima, ¡el chófer de "mi" trenet quería que buscara yo al Organizador del Festival y le pidiera a él explicaciones!
      Surrealista es poco...

      Como ves, ell incidente dió para mucho.pero, aunque costó, se solucionó.

      Muchas gracias por tu comentario y tu bienvenida, ¡besos!

      Eliminar
  2. Jajajajajaja Mire, que nos han arrollado unos trenes... ¡siento reírme de tus desgracias pero es que es muy cómico! XD

    Y lo de la comunidad de vecinos es para matarlos, creo que has hecho muy bien. No te arrepentirás, ya verás.

    ¡Gracias por volver! ¡Ya te echabamos de menos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ríete Holden, ríete...tenían que habernos grabado aunque fuese con la cámara de un videoaficionado: yo, como si estuviera en la final de los 100m lisos (pero con tacones), en busca del polícia; la cara de éste cuando presenció el segundo choque, los silbidos de los "sounders" porque les estábamos cortando el rollo...¡tantas cosas!

      Y respecto a la comunidad, un amigo (que me aconsejaba que lo dejara) me dijo lo mismo que tú.
      Y no me arrepiento; al contrario, me siento muy liberada.

      Gracias a ti por estar aquí y por tu bienvenida, ¡un abrazo!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ¡Bien hallada Ro! Muchas gracias, me ha dado alegría verte aquí, ¡un beso!

      Eliminar
  4. Has hecho un proceso muy positivo de lo sucedido. Bien por ti. Todo lo que diga será muy positivo, tú lo verás.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me quedaba otra Sara. Los accidentes son así.
      Fíjate que segundos antes de llegar yo estuvo aparcado allí un amigo de la familia que me cedió el sitio amablemente, ¡y mira de la que se libró!

      Mientras nos podamos reir luego, nada habrá sido tan horrible.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Hija mía, qué vacaciones más movidas. Seguro que si te hubieras ido de safari a Kenia no habías tenido tanta aventura.
    Bienvenida, ya se te echaba de menos por estos lares. Y para 'eso' que tenemos pendiente tú y yo ya me contarás para ponernos de acuerdo.
    Un beso, Chelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Kirke!!! jajaja, no sé yo si hubiera preferido otro tipo de aventura, ¿eh?

      Yo os he echado de menos también y tenía la sensación de que me estaba perdiendo vuestras historias.
      Pero, aunque de vacaciones, hice los deberes ;-) así que tendremos que ponernos manos a la obra, ¿no?
      Pensemos a ver cómo...Tú estás más puesta que yo, creo no, seguro.

      ¡Muchos besos y gracias por tus palabras!

      Eliminar
  6. Hola! Bienvenida de nuevo! Vaya aventura con los trenecitos, si es que pasa cada cosa.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que lo digas, Bea; totalmente cierto que la realidad a veces supera la ficción.

      ¡Muchas gracias por tu bienvenida y besos!

      Eliminar
  7. ¡Buenooooo! menudas vacaciones de mes y medio más chulas.
    Eres asertiva y positiva y tienes guasa y humos como para hacer de todo esto una entrada diverttidisima...y nosotros que te echábamos de menos.¡ Si ! yo por lo menos
    Se bienvenida y a torear de nuevo en el ruedo de los blogreros. ¡OLÉ!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Francisco, holaaaa! sólo estuve un mes de vacaciones, pero ese medio mes posterior aún andaba liada con el tema de la comunidad, para dejar todo medianamente bien a quien viniera detrás.

      Como le he dicho a Kirke, yo también os echaba en falta, y el hecho de que ahora nos hayamos podido reir o sonreir "juntos" me ha compensado, ¡es genial!

      Muchas gracias por tus palabras y por tu bienvenida, y espero no moverme ya de este ruedo ;-)

      ¡Te mando un abrazo!

      Eliminar
  8. Si no te enfadas yo me río, la cosa es para eso por los sucesos y por como lo cuentas. Bienregresada y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me encanta que te rías Ester! Y muchas gracias por venir y por tu bienvenida, ¿viste que coloqué la muñequita que me regalaste en la parte derecha?
      Eres una "crack" ;-)

      Un beso muy fuerte

      Eliminar
    2. Me alegro que te guste la muñequita, es mi versión del perfil en modo verano jeje

      Eliminar
  9. Hola!!!!
    Lo de tu coche, el del cuñaoooo y los trenes tiene tela, madre de Dios.
    Y respecto a la comunidad¡¡¡Eres Juan Cuesta!!!!! ¡¡¡¡¡Nueve años!!!! Yo soy presidenta este año y estoy loca, no lo soporto más y necesito que acabe el año ya, es horrible, grrrrr. Un besito y bienvenida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que buena eres, Gema! He sido la versión femenina de Juan Cuesta ;-) durante tanto tiempo porque yo resido todo el año en la finca, y para la inmensa mayoría de vecinos es sólo su residencia de verano.
      Tenía interés en que todo fuera bien, pero hasta aquí llegó.

      Te entiendo perfectamente porque hay veces que el cargo es desagradable y, sobre todo, desagradecido.

      Graciassss por tu bienvenida, ahora ya podré leer los buenos consejos que siempre tienes, ¡besitos!

      Eliminar
  10. ¡Alucinante! Jajaja seguro que te estabas acordando en pleno acontecimiento de la entrada que te habían regalado para el blog :D

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Eva! Dí que sí...era tan insólito todo lo que pasó que imposible no contarlo ;-)
      Mi cuñado hasta lo publicó en su Facebook para que se tomara conciencia de lo que sucede al margen de la fiesta.

      Espero que tuvieras un buen verano, ¡besos!

      Eliminar
  11. Bienvenida Cheloo^^!!!! vayaa aventuritaa lo del tren y tu cochee...jope que pasada, parece una peli de ficción como bien dices. Tipo Fast and furious!!
    Un besooo guapa! Que biien que hayas regresado!! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú siempre tan alegre Elizabeth, ¡muchas gracias por tu calurosa bienvenida!

      Cierto que fue toda una aventura.
      El próximo año el coche castigado sin salir a la calle, por la cuenta que me trae, y no creo que se me vaya a olvidar ;-)

      ¡Muchos besos artista!

      Eliminar
  12. Jolines Chelo!! Vaya verano accidentado has tenido. Me encanta que lo hayas contado con tanto humor. Al menos, me he reído mucho imaginandome al conductor del tren diciendo que él no había sido y que tenía que seguir transportando pasajeros (menudo morro), y lo de tu cuñaoo a continuación, parece de película de ciencia ficción...

    Respecto a la comunidad de vecinos, yo digo como tu vecina, torera, torera, sí señor!! Un besote guapa y bienvenida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Clara! Gracias por tu bienvencia, me alegro que te rieras.
      Es verdad que el conductor se quería marchar "de rositas", y quizás lo hubiera hecho si el policía no llega a venir (a pesar de haber cientos de testigos...).

      Y cierto es que, con la experiencia de la comunidad, me he dado cuenta de que, a veces, es necesario salir al ruedo.

      ¡Muchos besos!

      Eliminar
  13. Bienvenida Chelo. Vaya movida con los trenets. Y lo que me he reído. Es que es de película, pero de los hermanos Marx. De lo de la comunidad de vecinos, prefiero no opinar. he tenido yo este año una movida con la mía que me ha llevado a pensar: "Pero ¿cómo puede haber gente tan mala, mezquina e ignorante?"
    En fin, bienvenida a estas nuestras aficiones que nos salvan de casi todo mal.Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Rosa, has llegado a pensar lo mismo que yo ya que días antes de que sucediera todo me planteé dónde estaba el límite de algunas (por suerte, pocas) personas con tal de hacer daño.

      Y no dejo de pensar que lo bueno que tienen esas reuniones es que absolutamente todos quedamos "retratados" en las mismas: buenos, malos, ignorantes... ¡hasta el que no abre la boca!

      Gracias por tu bienvenida, ¡cuánta razón tienes con lo que dices de esta afición nuestra!
      Y no vayas a creer que me olvidé de una tarea (a mano) con la que me premiaste.

      ¡Muchos besos!


      Eliminar
  14. Hola Chelo ¡bienvenida! vaya vacaciones más animadas ¿eh? Lo del tren es una buena anécdota. ¿Sabes que me pasó a mi? se me subió una vaca al coche y me aplastó el capó. Llamé al seguro y me preguntaron si no había anotado el numero de identificación de la vaca :O Como para cogerla y mirarle el numerito de la oreja jajaj
    Lo de la comunidad de vecinos ... si es que salimos todos en la foto. Están los raros, los malos y la gente normal.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Erika! Muchas gracias por tu bienvenida. La verdad es que estoy maravillada con este recibimiento, ¿quien me lo hubiera dicho hace un año?

      Bueno, lo tuyo sí es también de vídeos de primera.
      Ahora ya sabemos que hay que mirar el número de identificación de "lo que sea", pase lo que nos pase ;-)
      Aunque no creas, porque el trenet que "arrolló" a mi cuñao (al coche, claro) tenía un número de matrícula que les trajo de cabeza a él y a la aseguradora.

      Respecto al otro tema, tú lo has dicho, gente normal, ¡menos mal que a la hora de ver si hay quorum somos mayoría!

      ¡Besos y hasta pronto!

      Eliminar
  15. Te imagino corriendo como una descosida con tus zapatos y la melena al viento, y llevándote al policia en volandas y me parto de la risa, simpática que eres.
    N.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pero qué cosas tienes...¡muchas gracias por venir y por tu comentario!
      Estoy por buscar de nuevo al policía y contarle el lío que vino después con el seguro.

      Besos

      Eliminar
  16. Pues vaya ya veo que llevas una vida aburrida sin emociones, jaja. Seguro que has aprendido de la experiencia. Miedo me da lo de la presidencia, a mi me toca al próximo año y ya veo por lo que cuentas tu y el resto en los comentarios que.....estaré ocupada en todos los sentidos con las incidencias y los propios vecinos. En fin. Ya estas de vuelta y.... yo si pienso que eres torera y primera espada. Un beso Chelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Montserrat, menudo aburrimiento ;-)

      Bromas aparte, me alegra leerte de nuevo. La verdad es que sí he aprendido: de lo primero, a tomarme los accidentes (más o menos cómicos) como lo que son, accidentes; de lo segundo, el que algunas veces es preciso torear, lo de menos es que sepas o que te guste.

      Agradezco mucho tus palabras y te mando un beso muy fuerte.

      Eliminar
  17. Y después nos quejamos de la rutina ... con lo buena que es !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, como dice un amigo mío, es propio de las "personas humanas" el quejarse.

      Siempre se agradece volver a la rutina después de estar tiempo fuera de ella, ¿verdad, Angelines?

      ¡Muchas gracias por venir y por tu comentario!

      Besos

      Eliminar
  18. Hola!! Volviendo a casa te escribo desde una estación de trenes jjj. No sé si los que no habeis vivido la situación de los trenets os la podeis imaginar. Yo que la viví desde el primer momento sentí miedo al principio cuando recibí la foto del coche, porque desde ese momento hasta que recibí los siguientes whas contando como había sido temí algo peor por lo que tardaba en recibir noticias.
    Luego cuando ya supe todo lo que había ocurrido, no me lo podía creer.. La verdad es que provocó que nos rieramos todos con Chelo incluída, porque cada cosa que contaba sobre como había sucedido superaba la anterior. Ahora tenemos trenets para rato...
    Aunque también somos conscientes del fastidio de seguros, talleres..
    En cuanto a lo de la comunidad de vecinos yo soy de las que siempre he dicho que mejor dejarlo por las molestias, incordios y malentendidos que suelen ocurrir.
    Nos vemos pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tu comentario! Me ha hecho mucha ilusión.
      Sí, fuísteis testigos de excepción desde el primer momento, y lo que nos llegamos a reir todos "a toro pasado" en la primera cena que hicimos después de lo sucedido...

      Y en cuanto al otro tema, efectivamente, eres de las personas que me aconsejaban que dejara lo de la comunidad. Como siempre os estaba contando casos y cosas ;-)
      Pero ahora estoy muy tranquilita, la verdad.

      Desde aquí os agradezco a todos y a ti, en especial, todo el apoyo que me distéis y las palabras de ánimo, pues con todo el lío que se montó lo pasé realmente mal, aunque después nos riéramos también la gana (con lo de aquel cantante que me decíais que podía haber contratado para el día de la "despedida del cargo").

      Y, oye, ya va siendo hora de que vuelvas, que hay que levantar el país. Ahora toca que nos cuentes tú, ¿para cuándo esa cenita?

      Muchos besos

      Eliminar

♥Tu opinión es muy importante para mí♥