sábado, 27 de abril de 2013

Y quién no duda...

LA DUDA
En esta película asistimos a las consecuencias de una justicia ciega en una época (año 1964) de fuertes convicciones morales.
En ella se plantean cuestiones filosóficas sobre la verdad, la certeza, la duda..., y todo a través de la rivalidad entre la Hermana Aloysius (Meryl Streep, que, como es habitual en ella, está genial interpretando cualquier papel) y el Padre Flynn (Philip Seymour Hoffman). 
En el fondo es una confrontación entre diversas maneras de entender la educación, los valores, la Iglesia y la fe.
Sólo hay que fijarse en el contraste entre los dos comedores, el de la Hermana y el del Padre.  
Él, intenta desafiar las normas del colegio apaciguando el ambiente frío que ella impone, pero, como veréis, ella (que es una monja autoritaria, inquisidora e intolerante) no está dispuesta a concederle en ningún momento el beneficio de la duda.
Y no sólo eso sino que comparte sus dudas con otra religiosa más joven e idealista, a quien trata de manipular, la hermana Jane (Amy Adams). Esta última representa el punto de vista que cualquiera de nosotros tendríamos ante un caso como el que se plantea.
Sorprende e impacta también el diálogo de Aloysius con la madre del niño origen de todo el problema. 
Frases de la película:
  •  "La duda puede ser un lazo tan poderoso y sostenedor como la certeza."
  • "Las decisiones fáciles de hoy tendrán consecuencias mañana".
  • "¿Por qué está tan segura de que miente? —Experiencia" 
  • "Aún si siente certeza, es una emoción, no un hecho".
  • "Uno acepta lo que tiene que aceptar y lidia con eso".  
                        
La sospecha está servida y el veredicto, una vez más, queda en manos del espectador.
Ya veréis como la película está montada de manera que os quedáis con la sombra de LA DUDA, que es lo que, en definitiva, siempre queda tras cualquier infundio o rumor.


No hay comentarios:

♥Tu opinión es muy importante para mí♥