sábado, 30 de abril de 2016

MI MADRE

Con motivo del Día de la Madre, que es mañana, y ante alguna sugerencia de mostrar en el blog los cuadros pintados por la mía (enseñé algunos aquí), hoy os traigo muchos más.

Mi madre pinta desde que era jovencita. Aprendió con un religioso llamado el padre Juan de Dios al que, si bien ella le está agradecida por sus enseñanzas, yo personalmente opino que es mérito suyo (de mi madre) el haber llegado a realizar verdaderas obras de arte, pero puede que yo no sea objetiva...

En cualquier caso, creo que es como todo cuando se hace con pasión, y os aseguro que ella pone muchísima. 

Una tarde a la semana va a pintar al CEAM (Centro de Atención a personas mayores) y esa tarde no le pidas que te cosa un bajo de una falda o te haga una "coca de verdura" (porque tienes una cena con amigos y quieres lucirte), porque esa tarde es sagrada, salvo (como siempre, hay excepciones)...que algun@ de sus nietos la requiera para algo, porque entonces 'está al querer' y la pintura y todo(s) los demás queda relegada a un segundo plano.

Tiene, como los buenos pintores, muchas etapas: las de paisajes, las de bodegones, las de marinas, la naif, las de retratos, la abstracta (es la que menos le gusta, pues ella es muy 'realista'). Como las ideas se le agotan, recientemente ha pintado cosas tan dispares como el campanario de un pueblo, una imagen de Jesucristo o a mi sobrina Cris vestida de fallera.

Como ya os he puesto en antecedentes de cómo es mi madre y de su afición a la pintura (yo soy la única que heredé una ínfima parte de ese talento y algún día os enseñaré mis cuadros.), si me acompañáis hoy os enseñaré algunos de cada etapa, ya que todos sería literalmente imposible:

(Son unas islas de Mallorca)

(Es el río Pisuerga)
(Las barquitas llevan el nombre de mis sobrinos)











Primavera

Verano

Otoño
Invierno

(Este es mi favorito)

(Mi sobrina Cristina, vestida de fallera)
(Mi sobrina Patricia)

En una entrada que publiqué en 2014, con motivo de este mismo día, decía sobre ella (y no me cansaría de repetirlo) lo que abajo copio:

Por supuesto, este post se lo dedico a mi madre,
 POR SER COMO ES: 
bondadosa, tranquila, consentidora, paciente, generosa... 
además de 
sufrida ama de casa, modesta modista, buena pintora, 
excelente cocinera, extraordinaria jardinera...
a la que le gusta mucho leer novelas, 
llenar a tope los platos,
escuchar a Mari Trini y a Nino Bravo
coleccionar pequeñas muñecas de porcelana en su vitrina y,
 lo que más, 
hacer rosquilletas y galletas con su nieta Patri  ;-) 
todo ello ¡además de ser guapísima y de, también, hacer honor a su nombre!

 




Os dejo una foto de cuando era joven (y añadiré que quien tuvo retuvo), así como de alguna de las exquisitas paellas que cocina toooodos los sábados del año para 10 personas (ésta que hice para el post la sostiene mi sobrino): 



 


domingo, 24 de abril de 2016

Libros...




Aprovecho que ayer fue el Día del Libro para traer algo muuuy 'pasado de moda', pero más vale tarde que nunca...
Como diría una compañera bloguera, soy la "última de Filipinas".

El día 1 de diciembre de 2015 fui invitada por Gema, del blog "Pequeños trucos para sobrevivir a la crisis" (en su post: http://saldelapuro.blogspot.com.es/2015/12/inside-out-los-libros-de-mi-vida.html) a realizar este tag, consistente en relacionar libros con las emociones de la genial película "Inside Out"
La ví con mi sobrina Patricia el pasado verano, a petición suya, y a ambas nos pareció muy divertida y creativa.
Paso, pues, a exponer los libros que me inspiraron las emociones experimentadas por Riley, la protagonista de la misma

Os aviso de que me he tenido que recorrer las estanterías donde están los libros y algunos hace muchísimo tiempo que los leí.

Con ello consigo matar dos pájaros de un tiro,
 porque Gaby Rivas el  3 de febrero de 2016, en su post http://letrasplutonicas.blogspot.com.es/2016/02/top-5-libros-de-mi-adolescencia.html me invitó igualmente a citar 5 libros que hubiera leído durante la adolescencia y, quien dice durante la adolescencia, dice de joven.

Aunque parezca que me olvido de las cosas, no suelo hacerlo, así que ¡gracias, Gema y Gaby por vuestras respectivas menciones!. 



 
"No te lo vas a creer" ("Can you keep a secret?"), de Sophie Kinsella. Lo recomendó para pasar un buen rato una bloguera seguidora mía y a la que sigo, Jane Jubilada, y tomé nota de él.




^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^



Paradójicamente por el significado del título, fue "La ciudad de la alegría" de Dominique Lapierre. Me lo prestó una amiga hace la tira de años y lo especial del mismo es que llevaba estampada la firma de la Madre Teresa de Calcuta. Mi amiga estuvo allí, en Calcuta, de cooperante. 


^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^




"Flores en el ático", de W.C. Andrews. Lo leí durante la carrera. Compartía piso con otras estudiantes y el recuerdo que tengo es que lo alternaba con los 'tochos' que debía estudiar. Me aterraba pero, a la vez, no podía soltarlo de mis manos.


^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^


Resultado de imagen de que libro te produjo más asco?



"Tiempo de silencio" de Luís Martín-Santos. En realidad, no era el argumento el que me daba asco, sino su portada y que se hablara de ratones, porque yo, nunca mejor dicho, ni en pintura (fue lectura obligatoria cuando iba al instituto y lo forré para no tener que verlos).

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

"Ensayo sobre la ceguera" de José Saramago, por el profundo egoísmo que marca a los distintos personajes. Como el mismo autor dijo en su día: "Creo que no nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, ciegos que ven, ciegos que, viendo, no ven». 



Ahora debería nominar a algunos blogs, pero como seguro que casi tod@s habéis hecho ya este tag, me (os) libero yo misma de esa condición.