viernes, 13 de diciembre de 2013

Mi vida sin mis miedos...

"MI VIDA SIN MI"

 Esta película, basada en un guión de Isabel Coixet obtuvo los siguientes premios:
2003: Festival de Berlín: Sección oficial de largometrajes
2003: Premios del Cine Europeo: nominada a mejor película y directora
2003: 2 Premios Goya: mejor guión adaptado y canción. 5 nominaciones
De entrada su título me pareció un tanto deprimente, o mejor, sin sentido. Si es MI vida se supone que soy YO la protagonista de ella. 
Tan solo cabe  recordarme si yo no estoy.
Pero después de haber visto la película, pienso que el título es acertadísimo y de un profundo significado, porque supone ver  como un espectador más la película de tu vida, como si ésta fuera un vestido que tú has dejado muy bien "hilvanado" y que otros continuarán "cosiendo" hasta terminarlo, y tú, que ya no estás, quisieras que ese vestido terminara lo más bien hecho y bonito posible.
Está protagonizada magníficamente por la canadiense Sarah Polley (en la foto de abajo), dando vida a una chica que no tiene vida (metafóricamente hablando), o si se quiere, la tiene, pero de lo más apática y anodina, para ella, claro está, pues yo no creo que lo fuera tanto...
En un inesperado momento esa anodina vida se vuelve más viva que nunca al colocarle, la propia vida,  en una "tesitura" en la que encuentra motivación para cosas que en un principio le parecían impensables o invivibles en primera persona.
Algunas de esas cosas tampoco eran nada del otro mundo (cambiarse el pelo o decir "te quiero"), pero sí eran cosas que se dejan de hacer o decir por resultar obvias, por la inercia, por "el qué dirán", por pereza, por prejuicios, por vergüenza, por respeto, por baja autoestima, porque así está establecido, porque cuesta dinero, por la rutina, por educación, por falta de valor, por miramiento, por comodidad o, en definitiva, por miedo a salirnos de ese "guión" que creemos está escrito para nosotros..., y al hacerlas un@ se "redescubre" a sí mism@, pues como se ve en la película descubre su propio potencial de felicidad, descubre de qué ES capaz "en presente", se pone a prueba, y se da cuenta de que nada es tan imposible ni tan costoso, ni tan dramático ni tan traumático, pudiendo ser, en cambio, tranquilizador, reconfortante, enriquecedor, gratificante...
Es una película muy delicada, con tan apenas una pizquita de humor en algunas escenas, pero estremecedora en algunos momentos, sobre todo al final, y que hace que te plantees cuáles son tus prioridades en la vida y te preguntes qué ocurriría o qué cambios harías en tu vida si tuvieras una "cuenta atrás".
¿No es un poco absurdo reconocer que si la vida nos marcara un plazo haríamos cosas distintas a las que hacemos cuando nos vemos toda la vida por delante? ¿por qué? yo no encuentro respuesta, pero una persona que aprecio, y con quién he compartido algunas de estas reflexiones en muchas ocasiones, me ha hecho ver que es porque en el "mientras" estamos "invirtiendo" para el "después" o el "mañana".
 
A continuación os dejo algunas reflexiones de la protagonista. De verdad que algunas son cosas normalísimas en las que no reparamos en el día a día:
  
-"Esta eres tú, los ojos cerrados, bajo la lluvia. Nunca imaginaste que harías algo así, nunca te habías visto como… no sé cómo describirlo, como una de esas personas a las que le gusta la luna o que pasan horas contemplando el mar o una puesta de sol. Seguro que sabes de qué gente estoy hablando… o tal vez no. Da igual, a ti te gusta estar así, desafiando al frío, sintiendo como el agua empapa tu camiseta y te moja la piel, y notar como la tierra se vuelve mullida bajo tus pies y el olor, y el sonido de la lluvia al golpear las hojas. Todas esas cosas que dicen los libros que no has leido. Esta eres tú, quién lo iba a decir… tú."

-"Y te das cuenta de que todos los escaparates brillantes, todas las modelos de los catálogos, todos los colores, las ofertas, las recetas, las películas de Julia Roberts, las montañas de comida grasienta, intentan alejarnos de la muerte. Sin conseguirlo..." 

- "Rezas a no sabes qué ni a quién, pero rezas, y no sientes nostalgia de la vida que no tendrás".

 -"¿Quieres saber por qué vomito? Vomito porque cuando tenía ocho años la que era mi mejor amiga fue diciendo por ahí que yo era una zorra. Vomito porque cuando tenía quince años no me invitaron a la única fiesta a la que he querido ir en toda mi vida. Vomito porque a los diecisiete años tuve mi primer hijo y tuve que hacerme mayor a la fuerza. Y ya no me quedan sueños. Y sin sueños no se puede vivir".

-"Pensar, no estás acostumbrada a pensar. Cuando tienes un hijo a los 17 años con el único hombre al que has besado en tu vida y luego otro a los 19 con el mismo hombre, y además vives en un remolque en el jardín de tu madre, y tu padre lleva 10 años en la cárcel no tienes tiempo de pensar, quizá se te ha olvidado por falta de práctica". 

-"Inventa un cielo para mí".  

-"Mi querido Lee (en la foto de abajo);
Imagino que cuando te llegue esta cinta ... quizás estés enfadado conmigo, o dolido, o triste, o molesto, o quizás todo a la vez... solo quiero que sepas que me enamoré de ti, no me atreví a decírtelo porque... pensé que en cierto modo lo sabías, y no me di cuenta cómo se iba el tiempo... 
La vida vale más de lo que crees amor mío, lo sé porque tú llegaste a enamorarte de mí aunque vieras.. ¿cuánto era? ¿un 10%? ¿o un 5 tal vez? si hubieras visto todo quizás no te hubiera gustado, o te habría gustado a pesar de ello. Ya nunca lo sabremos.
Una última cosa Lee, por amor de Dios.. ¡pinta las paredes y compra algunos muebles! ¿de acuerdo? no quiero que la próxima mujer que lleves a tu casa se haga una idea equivocada de ti y escape antes de conocerte. 

Me encantó bailar contigo". 


Con la frase e imagen siguientes resumo el sentido de esta película:

.